Los Fabulosos Cunard

Podría ser presentado como el más lujoso y moderno crucero de su generación.

Pero, el más flamante de los “Queen Elizabeth” de Cunard, retrotaerá los relojes más de 70 años, cuando haga su viaje inaugural en octubre del año próximo.

Habrá blazers a rayas…canchas de césped sobre cubierta para bochas y tenis… sin olvidar los ocasionales “tés danzantes” y las tradicionales veladas de aquella época.

En un opulento y glamoroso entorno art-decó, el buque -de 365 millones de libras esterlinas de costo (unos 500 millones de dólares)- intentará rememorar aquellos apacibles días en los que el “QUEEN ELIZABETH” reinaba sobre las olas.

Fue una época en que los viajes comerciales internacionales eran cosa de rutina, y en la que Gran Bretaña disfrutaba al máximo la vida social en el período entre las dos contiendas mundiales.

Ayer sin embargo, se hizo claro que la nostalgia no puede recrear una era pasada en cada uno de sus gloriosos detalles. El nuevo buque, que será visto como una nave emblemática de Gran Bretaña, será construido en Italia, y muchos de sus mil tripulantes, provendrán de distintos países de todo del mundo.

Los detalles del nuevo “Queen Elizabeth”, de 90.000 toneladas, fueron anunciados oficialmente ayer por primera vez en Londres.

El nuevo crucero reemplazará al “Queen Elizabeth 2”, recientemente retirado de servicio, y se sumará a los otros dos nuevos cruceros de la flota de Cunard, el “Queen Victoria” y el “Queen Mary 2”. Aunque será el tercer “Queen Elizabeth”, no usará el número 3 como sufijo en el nombre, pues la compañía quiere mantener viva la memoria del original.

No faltan los debates acerca de lo adecuado de la oportunidad escogida para anunciar el lanzamiento de un crucero de lujo, en un país ensombrecido por la recesión.

A pesar de ello, la presidente de Cunard, Carol Marlow, dijo que el buque había despertado “un tremendo interés”, y agregó: “hemos hecho mucha investigación cuyo resultado nos dice que la gente va a seguir tomando sus vacaciones. Tenemos confianza en que este barco será un éxito.
Hay un número creciente de público que busca algo más tradicional y auténtico, y nosotros tenemos un producto único”.

El nuevo “QUEEN ELIZABETH”, que podrá alojar a 2.092 pasajeros, tendrá un teatro estilo “West End” con palcos privados, un paseo de compras, una cubierta de juegos con campos de bowling y croquet, más un centro de estética y salud de mil metros cuadrados.

El 85% de los camarotes tendrá vista al mar, mientras que el 71% contará con balcones.

Cunard se propone crear a bordo el estilo tradicional de las décadas del 30 y 40, con fiestas estilo campo bajo su salón jardín de techo vidriado, glamorosas veladas de baile, maratones de danzas, y películas clásicas de la época.

El sentimiento bastante diferente de la Segunda Guerra Mundial, período durante el cual el ”QUEEN ELIZABETH” original jugó un gallardo rol como buque transporte de tropas, será ignorado, salvo por la invitación a los pasajeros a aprender los bailes de la época, y a “descontrolarse” al sonido de la grandes bandas.

El interior lucirá lo que la compañía ha descripto como un “floreo art decó”, sumado a materiales sólidos y tradicionales como maderas de roble y caoba, vidrios decorados y mármol.

Casi con certeza, algún miembro de la famlia real mantendrá las siete décadas de asociación con los cruceros Elizabeth, mediante el bautismo formal del buque, una vez copmpletadas sus pruebas de mar en el verano de 2010.

La última en hacerlo fue la duquesa de Cornwall, que protagonizó la ceremonia de bautismo del “Queen Victoria”, 15 meses atrás. La botella de champagne no quiso reomperse aquel día, cuando Camila la arrojó contra el casco.

¿Invitarán esta vez al miembro real designado, a practicar antes de la ceremonia?, preguntamos.
“Tenemos la firme intención de asegurarnos que la botella se rompa esta vez”, respondió la sra. Marlow.

El “Queen Elizabeth” zarpará en viaje inaugural desde Southampton hacia las islas del Atlántico, el 12 de octubre del año que viene.

El viaje, de 13 noches, incluye escalas en Lisboa, Tenerife y Madeira. Las tarifas van desde 1.489 libras esterlinas, a casi 16.000 por persona, en este último caso en una de las “grandes suites”. Mas información: www.cunard.com

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags: