La joven Reina

Este año el Queen Mary 2 cumplió 5 años de vida. En pocos días más (el 4 de julio) se recordará un aniversario del nacimiento de Samuel Cunard. Razón demás para compartir con nuestros lectores esta maravillosa nota abordo del QM2

qm2El Queen Mary2 es un gigante construido completamente en acero y en tan solo dos años en los astilleros franceses de Alstom-Chantiers de l’Atlantique, en Saint Nazaire. No es un barco típicamente convencional sino más bien preparado para afrontar el cruce del Atlántico Norte. Destaca por su impresionante casco negro, diferenciándose del resto de buques que surcan por los mares. El casco está materializado con más de 300.000 piezas metálicas y pesa cerca de 35.000 toneladas. Fueron necesarios, según datos de la propia Cunard, 15.000 kms. de soldadura, realizados en menos de un año, para construir esta enorme belleza flotante. En su día, tras la rubrica de la firma con los astilleros franceses allá en marzo del 2000, Cunard se propuso crear esta nave con la principal idea de construir la mayor pieza capaz de atravesar esta dura ruta sin mayores problemas, gracias a su impresionante puntal aéreo de más de 60 metros de altura y a su afinada quilla de casi 10 metros de profundidad.
El Queen Mary2 tiene un arqueo de 150.000 TRB, el doble que «La Dama» Queen Elizabeth2 y 60.000 TRB más que el nuevo Queen Victoria.
Con un total 1.017 son exteriotres, es capaz de alojar hasta 3.090 pasajeros en ocupación máxima y 2.620 en ocupación doble. Con un total de 1.254 miembros de la tripulación, el ratio tripulante por pasajero es de 2,4 en ocupación máxima y de 2 en ocupación doble, o lo que es lo mismo, un tripulante por cada camarote doble. Aseguran que su vida útil es de 40 años, unos 10 años más que cualquier otro buque.
Otro de los detalles que queremos destacar de esta mole es la ubicación elevada de los botes salvavidas, muy por encima de la reglamentación actual, que es sobre los 15 metros de distancia de la línea de flotación.
Los del Queen Mary2 están instalados a 27 metros dadas las características del mar atlántico y este hecho provoca aún más sensación de grandiosidad a la nave. En proa, apreciamos claramente el importante uso del rompeolas, lo que disminuye la sensación provocada por las olas que impactan en el frontal de la nave. Otro detalle a destacar es su inconfundible chimenea roja, color tradicional de Cunard. Tras varias pruebas de mar allá en 2003, fue finalmente inaugurado el 16 de enero de 2004 por la Reina Isabel II de Inglaterra en Southampton (Londres). El Queen Mary2 realizó su crucero de 14 días pasando por lugares como Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife y terminando en Fort Lauderdale (Estados Unidos). En la actualidad prosigue con sus magníficos cruceros transatlánticos desde Nueva York a Southampton y a la inversa, con sus impresionantes Vueltas al Mundo, sus cruceros por Europa, Caribe, América, Australia…
Vivir la experiencia de navegar a bordo del Queen Mary2 es prácticamente indescriptible, por muchas razones… Sus interiores son solemnes, espaciosos… simplemente majestuosos. La magnitud del Queen Mary2 es incomparable a cualquier otro buque a día de hoy. Cuando tuvimos la oportunidad de entrar en su interior rápidamente nos dimos cuenta que esta nave era algo más que un simple buque de cruceros.
En un día es casi imposible recorrer sus trece cubiertas hábiles para el pasaje y casi 40.000 m2 de extensión.
El Queen Mary2 es un barco que posee un espacio para el pasajero muy generoso, podríamos catalogarlo como un buque de un nivel de confortabilidad y serenidad altísimo en comparación a los grandes barcos que transportan el mismo número de pasajeros. La circulación del pasaje en sus pasillos y cubiertas es muy fluida y en ningún instante se palpa aglomeración. La elegancia, los nobles colores de sus mobiliarios y el toque clásico pero a la vez moderno de sus espacios públicos son un punto más a destacar de esta inmensa nave. La distribución de las salas y espacios públicos del Queen Mary2 son bastante diferentes a los barcos de crucero modernos que existen en la actualidad. Aseguran los más expertos que el Queen Mary2 fue diseñado en base a su predecesora, «la Dama» Queen Elizabeth2.
Gran parte de las salas públicas se encuentran entre las cubiertas más bajas de la nave, la 3 y la 3L (2). Pero en la cubierta 7 encontramos todo un puente dedicado al pasaje, con diferentes salas públicas.
Salas comunes El Grand Lobby predomina la entrada del Queen Mary2. El hall principal de la nave ocupa 2 cubiertas (la 3 y la 3L) y se alza sobre 5 «decks». No es el más impresionante hall que hemos visto en un buque de cruceros pero sí uno de los más elegantes y bellos. Además ofrece un aire íntimo y muy personalizado, obteniendo un toque más humanizado al conjunto.

En el Grand Lobby encontramos la recepción, la oficina de excursiones, dos ascensores panorámicos fabricados de acero y cristal y un conjunto de camarotes con vistas al lugar. El Grand Lobby se caracteriza por su elegancia y su estilo clásico actualizado.
Predominado por dos grandes escaleras curvadas y por un gran mural dorado del antiguo Queen Mary el hall también destaca por sus elegantes y refinadas moquetas rojizas y por una maqueta realizada a escala del buque en la parte central del vestíbulo.
Al lado de este mismo espacio se encuentra también el casino Empire,de estilo clásico.A su lado el pasajero puede saborear un whiskey en el Golden Lion Pub, un confortable y espacioso salón perfectamente decorado al más puro estilo pub británico y que tiene zona para fumadores. Durante el mediodía y noche este bar ofrece servicio de almuerzo y cena ofreciendo sandwiches o platos típicos de la Gran Bretaña, como por ejemplo, el fish and chips. Por las noches se convierte en una animada sala de karaoke. En la segunda cubierta del atrio, la nº 3, el pasajero puede pasear por una extensa zona comercial de auténtico lujo, el Mayfair Shops, de más de 500 m2 de superficie.
En el centro de esta cubierta encontramos el elegante y sugerente Champagne Bar, con una decoración exquisita, y la sala de cartas (Chart Room) en estribor, y el Sir Samuel en babor. En la sala de cartas se organizan numerosas conferencias culturales durante los días de navegación y el Sir Samuel es uno de los lugares idóneos para tomar el té de la tarde mientras el pasaje practica la lectura. Este es un espacio bastante frecuentado en los días que el QM2 se encuentra en alta mar. Al lado del Restaurante Britannia, en popa, se encuentran concentrados gran parte del ocio nocturno del Queen Mary2.

Queens Room

Queens Room

La animada sala de fiestas y bailes, el Queens Room, que solo ocupa una cubierta pero destaca por su impresionante tamaño y su refinada decoración, de estilo clásico y contemporáneo. Recuerda, en cierta medida, a las grandes salas de baile y fiesta de los antiguos transatlánticos. Está decorada con numerosas lámparas acristaladas y con varios cuadros de la realeza británica. Se ofrecen clases de bailes de salón durante el día y es el lugar donde se celebrael esperado cocktail del capitán. Al lado del Queens Room, más hacia popa, encontramos la discoteca G32 Night Club, moderna sala que ocupa dos cubiertas y que dispone de una pista de baile, un gran bar e innumerables mesas distribuidas en ambos pisos. Un lugar idóneo para bailar y tomar unas copas con tus seres queridos a medianoche. Sin dejar la cubierta 3, al otro extremo del barco y en proa, hallamos el precioso teatro, que ocupa dos cubiertas (la 2 y la 3).
El Royal Court Theatre tiene capacidad para alojar a 1094 espectadores y se caracteriza por sus tonos rojos y su aspecto convencional pero de gran elegancia.
La distribución de las butacas son excelentes y favorecen positivamente la visualización hacia el escenario.
Normalmente se ofrecen dos espectáculos cada noche, uno para los del primer turno de restaurante y otro para los del segundo. El teatro también se utiliza para conferencias y reuniones durante el día. A proa del teatro se halla el Illuminations (Planetarium).
Esta es una de las grandes novedades que presentó la compañía en el día del estreno del Queen Mary2 en enero del 2004. Esta sala es el primer planetario existente en el mar y se caracteriza por su impactante cúpula de 13 m2. Puede alojar hasta 500 espectadores.
En este lugar se ofrecen espectáculos y filmes cinematográficos convencionales y en 3D. El acceso al teatro y al planetario funciona perfectamente gracias a los dos amplios pasillos situados en babor y en estribor. La entrada es gratuita y se ofrecen aproximadamente 3 pases de película y 3 de documentales en 3D durante los días de navegación. En la cubierta 7 se encuentra el Winter Garden, espacio donde los amables camareros sirven té y masas a primera hora de la tarde. Es un local clásico ambientado y decorado en los antiguos jardines de la realeza. Esta sala está predominada por una preciosa fuente de agua y un piano de cola. Es otra de las herencias de los antiguos Queen Elizabeth y Queen Mary. Un lugar muy agradable y relajado donde poder practicar la lectura o charlar con los seres queridos. Durante los días de navegación esta sala se utiliza también para las subastas de cuadros artísticos. En proa encontramos toda una serie de «lounges» y bares para amenizar las noches. En la cubierta 9 se encuentra una sala dedicada exclusivamente a los fumadores, el relajante Churchill´s Cigar Lounge, decorado al más puro estilo británico. Ofrece selectos vinos y lectura.

Commodore Club

Commodore Club

En el mismo lugar y ocupando toda la proa de esta misma cubierta podemos disfrutar del fantástico Comodore Club, un pub especializado en cocktails donde por las noches se convierte en una relajante y a la vez animada sala. Este bar se caracteriza por tener una impresionante maqueta realizada a escala del Queen Mary2 expuesta en la pared, detrás de la barra de servicio y también porque ofrece una panorámica al exterior realmente impresionante durante el día. Al lado del Comodore Club los pasajeros tienen a su disposición el Boardroom, una sala de cartas y juegos. Siguiendo en proa, en la cubierta 11 se halla el Atlantic Room, otra sala que dispone de servicio de bar. Un lugar ideal para tomar el té mientras se practica la lectura.
En la cubierta 8 se encuentra una de las bibliotecas más grandes existentes a flote.

The Library

The Library

The Library está instalada también en proa y dispone de más de 8.000 libros en 7 idiomas distintos y una tienda, The QM2 Bookshop, donde los pasajeros pueden comprar libros, postales, recuerdos… si así lo desean. La biblioteca ofrece espectaculares vistas al océano, es un lugar realmente extraordinario.
Internet
En el Queen Mary2 existen numerosas salas donde el pasajero puede conectarse a Internet. Existen 400 pantallas distribuidas en todas las salas de la nave, un récord en alta mar. El lugar ideal para conectarse a la red es Connexions, sala que encontramos en la cubierta 2, en proa. A su lado encontramos un mostrador donde poder adquirir
sin coste entradas para el Illuminations/ Planetarium y una agradable sala de estar donde poder trabajar o leer. En este lugar existen máquinas de té, cafés y zumos. En los pasillos adyacentes podemos disfrutar de grandes ilustraciones con los más famosos pasajeros que han embarcado en un buque de Cunard a lo largo de su historia.
Restaurantes
El Queen Mary2 dispone de hasta 10 restaurantes perfectamente decorados y con una exquisita vajilla.
Destacamos, por su espectacularidad y su brillantez, el Britannia, instalado en las cubiertas 3 y 3L (2), en crujía del buque, hacia popa, y caracterizado por su enorme techo acristalado. Este restaurante puede alojar hasta 1347 comensales. Los pasajeros que viajen en cualquiera de las categorías AA, A, B, C y D utilizarán este restaurante durante su crucero y pueden elegir entre dos turnos de cena: 18:00h o 20:30h. También existe el nuevo Britannia Club, una zona de turno abierto situado en el mismo restaurante Britannia. Otro de los restaurantes del Queen Mary2 es el King’s Court, el buffet, ubicado en la cubierta 7. Durante el día funciona como buffet libre para desayunos y comidas informales. No dispone de accesibilidad a la zona de las piscinas exteriores pero sí ofrece unos excelentes miradores sobre la cubierta de paseo y, además, dispone de numerosas islas de comida en la zona central a lo largo de la cubierta dejando perfectamente distribuidas las mesas en los laterales. Este mismo espacio se convierte todas las noches en varios restaurantes de estilo asiático (Lotus), italiano (La Piazza) y británico (Carvery). El Todd English, ubicado en la cubierta 8 y en popa, es un refinadísmo lugar, donde puede alojar a un máximo de 216 comensales y que ofrece una exquisita cocina mediterránea. El sobrecargo para los almuerzos es de 20 dólares USA y para las cenas es de 30 dólares USA por persona. Un lugar que recomendamos enormemente, quizá es el mejor restaurante a flote que hemos podido degustar hasta la fecha. El Chef’s Galley es un restaurante íntimo, de aire más familiar, que permite ver y disfrutar de la preparación de sus cenas por parte de los cocineros con un sobrecargo de 30 dólares USA por huésped. Su capacidad no sobrepasa los 36 comensales. Los pasajeros alojados en las suites Queen Grill y Princess Grill pueden disfrutar de sus comidas en un íntimo restaurante preparado expresamente para ellos, ambos ubicados en la cubierta 7, en popa. El Restaurante Queens, para pasajeros alojados en las suites Queen, tiene capacidad para 200 comensales y el Restaurante Princess, para pasajeros alojados en las suites Princess, tiene cabida para 178 personas. En ambos restaurantes la calidad gastronómica es excepcional. También se ofrece la posibilidad de comer o cenar en el camarote mientras los pasajeros disfrutan de su intimidad con menús igualmente especiales.
Zonas exteriores y lúdico-deportivas
El Queen Mary2 dispone de 4 piscinas exteriores, una de ellas exclusiva para niños. Las más espectaculares son las ubicadas en popa, en las cubiertas 6 y 8 respectivamente.
Emulando al Queen Elizabeth2, estas piscinas ofrecen unas vistas impresionantes y se encuentran en las diferentes terrazas de la gigantesca estructura, llena de hamacas para tomar sol o sillas de madera para relajarse bajo la sombra. El suelo está formado por elegantes paneles de madera de teca. En el centro de la nave, a proa de la chimenea y en la cubierta 12, se halla la otra piscina de la nave, el Pavilion Pool. Esta piscina dispone de techo retráctil de cristal para ser utilizada cuando el clima es adverso.
Dispone de dos jacuzzis, varias duchas y vestuarios. Además, ofrece servicio de bar. Pero el Queen Mary2 parece más diseñado para ofrecer a sus pasajeros mayor espacio interior que exterior.
En las zonas exteriores existen espacios pero no para tirarse y tomar el sol sin descanso sino para pasear o sentarse mientras el pasajero lee un libro y se relaja. Es otra de las partes que hacen diferente esta nave de las otras. En las cubiertas exteriores uno se da cuenta rápidamente que esta pieza está diseñada y pensada para que los pasajeros disfruten de largos y agradables paseos por sus espaciosos pasillos exteriores de suelo de teca. La zona del spa, el centro de talasoterapia y el gimnasio se encuentran en la cubierta 7, en proa, y ocupan una superficie total de 2325 m2. El spa es muy acogedor y relajante y está gestionado por la Canyon Ranch Spa Club. Ofrece un centro termal muy completo con piscina interior terapéutica con agua templada, dos jacuzzis, fuentes de agua con chorros y saunas de todo tipo. Dentro del mismo recinto existen varias salas de masajes y una sala de relax con vistas al exterior y con servicio de infusiones, té, jugos… Destacamos también los vestuarios, muy completos y cargados de detalles.
El pasajero dispone de un armario personalizado con bata, zapatillas y toalla para uso propio. Por un precio razonable el pasajero puede adherirse a un programa completo de wellness que le permite utilizar esta completa instalación. (La reserva de un tratamiento permite la entrada al recinto termal y aprovechar las instalaciones durante un día de forma automática).
El gimnasio se encuentra al lado del spa y cuenta con máquinas de última generación para los más deportistas.
Los entrenadores y masajistas del Queen Mary2 están perfectamente preparados para desarrollar un plan físico a quien lo requiera con varios programas pensados para cada uno de los pasajeros.
En la cubierta 13, y en proa, encontramos las dos pistas polideportivas del buque, una en estribor y otra en babor. En una de ellas se puede practicar el paddel y en la otra el baloncesto y el futbol 3. También se puede practicar el jogging o el trote alrededor de la nave desde la cubierta 7 gracias a sus espaciosos y amplios paseos exteriores. Tres vueltas alrededor del buque es equivalente a 1,1 milla.
Vestimenta para el QM2
En el Queen Mary2 se conserva la tradición de las majestuosas noches que ofrecían los transatlánticos de antaño. Es altamente recomendable vestir de etiqueta durante casi todas las noches. Para ellas vestido de noche elegante y para ellos smoking (tuxedo) o alternativamente traje oscuro. En las travesías transatlánticas de 7 días que ofrece el Queen Mary2 desde Nueva York hasta Southampton o a la inversa existen tres noches de gala, dos noches de cena formal y una noche de cena informal. Las noches de cena formal las señoras llevan vestido o elegante blusa con pantalón o falda y los señores visten con traje o esmoquin y corbata o moño. En la única noche informal las señoras visten cómodamente con falda o pantalón y blusa y los señores con traje y, opcionalmente, con corbata. En las cenas no se permite el acceso de los pasajeros con shorts y zapatos deportivos en los diferentes restaurantes de a bordo. El código de vestimenta en Cunard es muy estricto durante todas las noches. El pasajero debe respetar las normas y seguir contribuyendo con la tradición y la historia de la compañía.

Mas info: www.cunard.com tel: +54 (11) 4314-1600

Fuente: Cruises News España
Texto: Josep Piqué
Fotos: Josep Piqué y Ricardo Marengo

ua360x50

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags: