El Oasis of the Seas visitará Haití

Un crucero ultramoderno y una fortaleza del siglo XIX, construida sobre una montaña por un líder rebelde, forman parte de los ambiciosos planes de Haití para revivir el turismo en la nación más pobre de América.

Un elemento clave del esperado renacimiento podría dar frutos dentro de poco. El ministro de Turismo de Haití, Patrick Delatour, dijo que el Gobierno recientemente firmó un acuerdo con Venezuela para construir un aeropuerto internacional en Cap-Haitien, la segunda ciudad más grande del país.

A partir de diciembre, Royal Caribbean Cruises enviará su nuevo Oasis of the Seas, el crucero más grande del mundo, a una parada semanal en el centro turístico de Labadee, al norte del país, otro importante paso para el atribulado sector que se derrumbó por años de agitación política en Haití.

El próximo paso podría ser la construcción de una carretera entre Labadee y el Patrimonio de la Humanidad de Haití, un parque que contiene la enorme fortaleza Citadelle Laferriere y el palacio Sans Souci construidos por Henri Christophe, un líder de la revuelta de esclavos que liberó a la nación del dominio francés en 1804.

“En el 2011 podremos decir que Haití estará de vuelta en el mapa turístico del mundo”, dijo Delatour a periodistas hace unas semanas.

Impulsado por lo que parece ser el momento más estable de Haití en una generación, el Gobierno del presidente Rene Preval ha puesto en marcha un ambicioso plan para atraer turistas al norte del país, lejos de la dilapidada capital Puerto Príncipe y de sus atiborradas barriadas.

La mística de su cultura vudú, una próspera escena artística y las playas caribeñas hicieron de Haití un destino popular años atrás. Club Med solía operar un centro turístico en la nación.

Pero sucesivos años de violencia política dejaron su huella. Al levantamiento popular que derrocó a la dictadura de la familia Duvalier y su temida milicia de Tontons Macoute en 1986 le siguió la caída a manos del Ejército del ex presidente Jean-Bertrand Aristide a principio de la década de 1990.

Una intervención militar encabezada por Estados Unidos restituyó a Aristide en 1994. Ahora las calles están patrulladas por más de 9.000 tropas de paz de Naciones Unidas.

La miseria absoluta también desalienta el turismo. Aproximadamente un 70 por ciento de los 9 millones de habitantes de Haití viven con menos de dos dólares al día y la desnutrición es rampante.

DE PLAYAS A FORTALEZAS

Delatour dijo que Haití ahora estaba finalizando un préstamo por 30 millones de dólares de Venezuela para construir el terminal y la pista de un nuevo aeropuerto en Cap-Haitien. La carretera desde Labadee a Citadelle y la ciudad de Milot, sede de Sans Souci, podrían venir luego.

El ministro se imaginó a miles de adinerados turistas de los cruceros realizando el trayecto desde Labadee, uno de los fuertes más grandes del Caribe, donde Royal Caribbean está invirtiendo 55 millones de dólares para construir un muelle para un crucero y atracciones.

El Oasis of the Seas, que comienza sus visitas en diciembre, puede desembarcar a 6.000 personas sobre las costas haitianas en cada viaje, según funcionarios.

“Esperamos que algún día nuestros huéspedes tengan la oportunidad de ir a la Citadelle y a Milot, cuando todas las condiciones estén dadas para el caso”, dijo el presidente de RCL, Richard Fain, mientras recorría Labadee junto al ex presidente estadounidense Bill Clinton hace unas semanas.

Clinton, enviado especial de la ONU en Haití, promocionó el turismo en una conferencia de inversionistas ofrecida a fines del mes pasado en Puerto Príncipe y en un discurso previo en Miami. El ex mandatario sugirió que la empobrecida nación podría atraer unos 4 millones de turistas al año.

Eso pondría a Haití a la par de gigantes del turismo caribeño como Cancún, en México, que el año pasado atrajo a 4,7 millones de turistas, Bahamas a 4,3 millones y República Dominicana, 4,2 millones.

Actualmente, Haití recibe entre 900.000 y 950.000 visitantes al año, pero unos 600.000 van abordo de cruceros y no se quedan en la isla, ni ocupan habitaciones de hotel o comen en los restaurantes. Se cree que muchos de los 350.000 restantes son haitianos que viven en el extranjero y regresan para visitar a sus familiares.

Funcionarios del Gobierno esperan más de 1 millón de turistas el año próximo.

BUEN ARTE, MALA INFRAESTRUCRURA

Clinton, quien ordenó las acciones militares de 1994 que restituyeron a Aristide, ha visitado Haití desde la década de 1970 y dijo que la inseguridad política en el país está en su punto más bajo desde que llegó a la isla por primera vez.

El ex presidente alentó a inversores extranjeros para que pensaran en Haití.

En su recorrido por Labadee y Sans Souci hace unas semanas, incluso sugirió presentar a artistas de Haití, quienes son reconocidos mundialmente por el estilo colorido y naif de sus pinturas.

“En Puerto Príncipe realmente hay buenas tiendas de todo tipo de arte pero debería haber algunos centros alrededor del país”, dijo Clinton, quien era saludado con gritos y aplausos por trabajadores haitianos mientras recorría el país.

Clinton prometió considerar las posibilidades de reducir las advertencias a los viajeros a Haití por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Eddy Labossiere, secretario general de la Asociación de Economistas Haitianos, aseguró que los esfuerzos de Clinton podrían generar “resultados significativos” para la economía, pero sólo si el Gobierno mejora el marco legal y la infraestructura.

“Si no logran hacer eso, la misión de Clinton habrá sido en vano”, sostuvo.

Las carreteras están en mal estado, los costos portuarios son elevados y el servicio eléctrico es esporádico. Labossiere destacó que la red de suministro proporciona sólo 80 megavatios de los 300 necesarios para alimentar a Puerto Príncipe y que el precio del kilovatio por hora es el más elevado del Caribe.

“Esperemos que puedan mejorar la infraestructura a tal punto que las personas se sientan cómodas de regreso y de visita en Haití”, dijo John Maginley, ministro de Turismo de Antigua y presidente de la Organización Caribeña de Turismo.

Fuente: Reuters
 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags:

  1 comment for “El Oasis of the Seas visitará Haití

  1. Jean v.
    3 noviembre, 2009 at 18:38

    CONGRATULATIONS.This is a kind of news that i like to read about HAITI.Its a positive, affirmative and constructive one. i think that its a good way ,to aid the country to progress and to abandon the poverty and to help the people to get a better style of life.Congratulations Club Med,Labadee ,Royal Caribbean for your sense of Humanitarian progress. Permit me to suggest you ,to give capacitation througouth a foundation ,to people there in order to get excellency in the land services. Best regards and wishes.DR Jean Verdieu Cadet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *