Anécdotas en Valparaíso

Una nota publicada por El Mercurio, de Chile, da cuenta de la cara «informal» de la Regata Velas Sudamérica 2010 en su paso por Valparaíso.

Velas Sudamerica en Chile

No sólo presentaciones ajustadas a estrictos programas, desfiles y ceremonias oficales acumula la regata bicentenario “Velas Sudamérica 2010” desde que comenzó el pasado 7 de febrero en Río de Janeiro. También, registra en su bitácora anécdotas y situaciones particulares, las cuales fueron comentadas ayer por los mismos comandantes de las embarcaciones de intrucción.

Como, por ejemplo, el traslado de los cocineros de la “Esmeralda” al buque escuela español “Juan Sebastián Elcano” y a la fragata argentina “Libertad”, y su posterior regreso al navío chileno.

Según recordó el comandante de la “Esmeralda”, Ignacio Mardones, “yo mandé un cocinero de la Esmeralda a la Elcano y a la fragata Libertad. Obviamente, el cocinero chileno volvió y lo único que nos hizo fueron paellas y tortillas españolas en sus distintas versiones”. En el caso de la instrucción entregada por los cocineros chilenos, dijo que la misión fue enseñarle a sus colegas lo que se prepara los jueves: empanadas, cazuela y mote con huesillos.

También recordó una etapa en la regata en que no hubo viento, por lo que se tornó bastante difícil. “Eso fue la etapa entre Talcahuano y Valparaíso, en que los dos primeros días no hubo nada de viento. Y estos buques necesitan, a lo menos, 10 nudos, 20 kilómetros por hora para poder mover los buques… Con mucho juicio, el árbitro esperó que salieran mejores condiciones”.

El caso holandés

Pero, sin duda, el hecho que más llamó la atención fue el particular estilo del comandante del buque civil “Europa” de Holanda, capitán Klaas Gaastra, quien llegó con su larga melena, y de chalas y polera manga corta ajustada, a su encuentro con el comandante en jefe de la Armada y el resto de los capitanes de buques.

Gaastra, quien señaló que era “un honor” participar en la competencia, explicó que lleva a bordo a invitados en entrenamiento que pagan por navegar en el buque y que deben desde pelar papas hasta limpiar la cubierta. “Siempre hay algo (para hacer) para cada uno”, dijo.

Interrogado acerca de si sentía algo especial por llevar a bordo sólo civiles, en comparación con el resto de las unidades que incluyen únicamente a uniformados, respondió “son todos humanos”.

Fuente: El Mercurio
Foto: Gentileza Armada de Chile


Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros.