La violinista sobre el crucero

Lara Sansón, una violinista gaditana de 23 años, permaneció cuatro meses a bordo del ‘Millenium’ formando parte del cuarteto de cuerda que amenizaba el trayecto.

Celebrity Millenium

Con apenas 20 años, mientras cursaba estudios superiores de Música en un conservatorio en Indiana (EEUU), a miles de kilómetros de su casa paterna de Cádiz, optó por embarcarse en una aventura de la que “nunca me arrepentiré”. Cuenta que un cartel a la salida de su escuela le llamó la atención. El escrito ofertaba un trabajo para un cuarteto de cuerda a bordo de un crucero de lujo, el Millenium, de la compañía Celebrity Cruises.

Les pareció una locura, según cuenta Lara, pero junto a Nicolle, Paul y Laurent, accedieron a una audición en la que no sólo valoraron sus dotes musicales sino su valía sobre el escenario. “Hay que tener en cuenta que el público de un crucero es bien distinto al de un concierto normal. Ellos buscan el entretenimiento”. Por eso, su carácter y su distendido y experimentado inglés convirtió a Lara, durante cuatro meses, en la violinista del Millenium.

Dicho y hecho. “Yo ya tenía pensado tomarme un respiro en los estudios y me lancé”.

A bordo del crucero tocaron música clásica, jazz, pop. Regalaron el oído a un público variopinto que venía a pasarlo bien. “Pronto vieron que disfrutábamos encima del escenario y eso lo transmitíamos al que nos veía”, cuenta Lara Sansón. “Tuvimos que hacer de presentadores, bromeábamos con el público. Disfrutaron y disfrutamos”, añade.

Finalmente, los violines de Lara y Laurent Grillet, la viola de Nicolle Atkinson y el violonchelo de Paul Young embarcaron en el Millenium el 22 de octubre de 2008. Estar fuera de casa no era para ellos nada nuevo, pero cuatro meses sin apenas pisar tierra era algo totalmente original. Lara consiguió que el contrato que le hicieron los de Celebrity fuera sólo de cuatro meses, algo no muy habitual en la compañía, “pero quería que no me hiciera demasiada mella en mis estudios y, al final, agradecí que me hicieran un contrato más corto”.

Su vida a bordo tenía dos facetas: una sobre el escenario y otra en la cubierta que compartía con el resto de la tripulación. 2.000 dólares de sueldo, comida y alojamiento, pero Lara cuenta que lo mejor fue convivir con tantísimas historias personales y nacionalidades de la tripulación que día a día mantenía el son de a bordo. “Nosotros vivíamos casi como turistas pero conocimos a muchas personas que no estaban allí precisamente por capricho. Eran personas que, por poco dinero, optaban por separarse de sus familias con tal de llevar dinero a sus casas”. “Nuestro plan era totalmente distinto”, dice la joven Sansón.

El crucero partió de Alaska pero a Lara le esperaban cuatro meses de aventuras y de mareos -“qué buenas eran las pastillas antimareos que te daban en el barco”, bromea-. Conoció Alaska, Seattle, San Francisco, Hawai, Honolulu, la Polinesia francesa y muchas de las principales ciudades de Australia y Nueva Zelanda. Y de pasajeros cuenta que conocieron a muchas personas puesto que en esos cuatro meses de cruceros fueron muchos los que bajaron y subieron a bordo del Millenium.

Pero Lara insiste en que la vida de un músico de crucero no tiene punto de comparación con la de la tripulación. “Había situaciones que nos ponían los pelos de punta. Nosotros bajábamos casi a la vez que los turistas del barco de visita a las ciudades pero la tripulación quedaba a bordo trabajando y a veces nos encargaban desde una simple pasta de dientes hasta una medicina o un regalo de recuerdo”.

Sobre la convivencia con el resto del cuarteto de cuerda, la gaditana habla de que “en cuatro meses fueron inevitables los roces pero los buenos momentos superaron a los malos”.

Lara quiere, “en cuanto las clases de música me lo permitan”, repetir la experiencia. Cuenta que es fácil reengancharse porque “aún no había bajado del Millenium y ya me habían ofrecido otra ruta con otro barco”, pero “el estudio es ahora mismo lo principal. Quiero hacerlo, pero antes son los estudios”. Lo tiene claro Lara. Su valentía, su juventud y sus ganas de comerse el mundo le auguran una ruta vital en la que el éxito será la derrota de su trayecto.

En la actualidad, Lara colabora con López Aranda y su Camerata del Falla y la música es su vida. Sansón dio muerte a un león con sus propias manos, pero Lara, también Sansón, utiliza las suyas para otra cosa. Lo suyo es hacer música.

Fuente: Diario de Cádiz


Noticias de Cruceros

? Grab this Headline Animator

Consiga Trabajo Ahora !!!

Califica esta entrada

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags:

  1 comment for “La violinista sobre el crucero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *