La crisis de cruceros chilena afectaría a Brasil, Uruguay y Argentina

La merma de cruceros en puertos chilenos debido a sus altos costos marítimos sumado a la prohibición del juego en sus aguas territoriales, podría afectar la operación de este tipo de barcos en Buenos Aires, Montevideo, Río y escalas intermedias.

El Río de la Plata le da el último adiós al Norwegian Sun

El Río de la Plata le da el último adiós al Norwegian Sun

Desde el año pasado la prensa chilena ha recogido la denuncia de operadores de cruceros de turismo que admiten que están perdiendo en cada temporada numerosas escalas debido a los altísimos costos operativos de sus puertos, los que serían dos veces más elevados que en Argentina y cuatro veces más caros que en Uruguay.

Sin embargo, la Asociación de Consultoras de Ingeniería de Chile elaboraron un informe “Oportunidades y amenazas de la industria de cruceros en Chile” donde se preguntaron: ¿Es efectivo que Chile sea 3 veces más caro que Argentina y 9 veces más caro que Uruguay?”.

Ellos dicen que los costos portuarios son muy competitivos, la mitad de lo que cobran en Argentina, pero los que inciden en la cuenta son los costos marítimos: faros, balizas, prácticos, remolcadores y otros. En la temporada 2008-2009 llegaron a los 104 mil turistas que arribaron a Valparaíso. Al año siguiente la cifra bajó a 68 mil viajeros, o sea un 35% menos, pero en algunos puertos la reducción ha llegado al 40% y la predicción es que seguirá bajando.

Sin duda las pérdidas de ingresos han sido cuantiosas si calculamos que “cada pasajero gasta 120 dólares diarios en agencia turística, taxis y buses”, dicen. Pero en Uruguay hay otros ingresos adicionales en esta industria porque se venden otros servicios a los barcos. Cifras de la Corporación de Puertos del Conosur (de Chile) advierten sobre los enormes costos que pagan estas naves en puertos chilenos. El periódico El Mercurio informó que los costos extraportuarios y portuarios para un crucero tipo Insignia -181 metros, 685 pasajeros- llegan a US$ 42.254 en Valparaíso, en Puerto Montt trepan a los 38.980 dólares, mientras que en Ushuaia (Argentina) insumen US$ 13 mil.

Otro grave daño económico que sufren los cruceros es que durante los 14 días que un crucero permanece en aguas de Chile, no pueden hacer funcionar los casinos, lo cual genera pérdidas millonarias.

Tema ajeno

Esta situación podría ser preocupante para los puertos atlánticos. A estos terminales llegan cruceros de MSC Cruceros, de Costa Cruceros y más recientemente de Ibero Cruceros, que en una temporada llevan en conjunto más de 100 escalas. Estos vienen al Brasil, hacen Montevideo y/o Punta del Este y Buenos Aires. Son cruceros de 6/7 días.

Luego están las otras líneas que hacen Brasil, Río de la Plata, puertos del sur de Argentina, algunos las Malvinas y Antártida, Ushuaia, Puerto Montt, Punta Arenas y llegan hasta Valparaíso, donde termina el trayecto; son cruceros de 14/16 días. En Valparaíso se produce el recambio de viajeros, todos desembarcan y por vía aérea retornan a sus respectivos países. Ese mismo día abordan los que llegaron por vía aérea desde Europa, Estados Unidos y Asia y, por supuesto, viajeros chilenos y de otros países de Sudamérica para hacer el periplo inverso de 14 días que terminará en Rio de Janeiro. Y así desde diciembre hasta marzo.

Decisiones

Si los cruceros dejan de visitar puertos chilenos por razones de costos o el número de escalas cae a cifras menores, al debilitarse la pierna del Pacífico, pone a las empresas turísticas internacionales que manejan estos enormes cruceros ante un escenario económico diferente y hostil. Sólo la pierna Atlántico-Brasil-Río de la Plata-Antártida y aún Ushuaia y las Malvinas haría inviable la rentabilidad de cualquier crucero.

Frente a la próxima temporada, Uruguay estará atento. Los propios operadores chilenos están analizando este tema y los involucrados están llevando sus inquietudes a los centros de decisión. Según Teodoro Wigodsky, presidente de Corporación de Puertos del Cono Sur, “esperamos poder persuadir a la autoridad, el ministro de Hacienda, que regule esta materia que afecta a la industria turística nacional”.

El primer paso sería generar contacto entre autoridades uruguayas y chilenas para analizar el tema y buscar soluciones.

De hecho, la línea Norwegian Cruise Line anunció que abandona el escenario del Atlántico Sur y su última visita fue con el “Norwegian Sun”.

Fuente: El País digital, Uruguay/Mundomarítimo.cl


Noticias de Cruceros

? Grab this Headline Animator

Califica esta entrada

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags:

  3 comments for “La crisis de cruceros chilena afectaría a Brasil, Uruguay y Argentina

  1. 28 agosto, 2010 at 02:02

    I typically don’t reply on websites but you have some good info material.

  2. 31 julio, 2010 at 01:26

    Novedoso. Agrego tu pagina a mi programa de lectura de feeds. Suerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *