Controversia mexicana

El tener una empresa con perfil alto conlleva al problema, obvio, que si algo no sale como se esperaba la noticia del desperfecto tiene el mismo perfil que la empresa que lo sufre. O a veces más …

Ocean Star PacificHace unas semanas luego de mucho anticipo periodístico se presentó en sociedad el primer crucero mexicano, el Ocean Star Pacific de la naviera Ocean Star Cruises. Mucha prensa, conferencia en el Seatrade de Miami, inauguración con el Presidente de la Nación abordo. Todo fue una presentación al más puro estilo “Titanic” y al igual que el barco de la White Star Line sufrió un accidente en una oscura noche de Abril.

Si bien, en este caso no hubo que lamentar víctimas ni pérdida del buque en su totalidad. No hubo un juicio posterior. No hubo una película, libros ni exposición itinerante. Pero si hubo un papelón.

Los medios, que al principio habían recibido con algarabía el nuevo buque mexicano, empezaron a cuestionarse algunos temas. Seguridad, estado del buque, pericia de los nuevos dueños, responsabilidad de quienes deben verificar su estado.

Como es habitual Noticias de Cruceros siguió centímetro a centímetro lo publicado y quizás el artículo más fuerte (y la respuesta más débil) acerca del accidente lo protagonizó “El Semanario de negocios & economía” que en su versión digital agrega el calificativo “sin límites” a su título.

A continuación reproducimos la nota “Ocean Star Pacific, chatarra en el mar” y a posteriormente la respuesta por parte de la empresa, publicada en la edición siguiente:

“Ocean Star Pacific, chatarra en el mar”

México D.F. , México. El Presidente de la República, seguramente sin saberlo, apadrinó un artefacto viejo y que en otros países bien puede ser considerado como desecho. Acompañado de buena parte de la nomenclatura política, Felipe Calderón anunció la puesta en operación del Ocean Star Pacific, propiedad de la Corporación de Cruceros Nacionales, cuando en otras partes del mundo este barco, con más de 40 años de antigüedad, no podría navegar.

Entonces, ocurrió lo inevitable: el pasado 15 de abril, este hotel flotante con más de 500 cabinas-habitaciones registró un incendio en el cuarto de maquinas, a ocho kilómetros de distancia de tierra firme, en las inmediaciones del puerto de Huatulco, Oaxaca.

El saldo fue blanco (515 viajeros fueron rescatados), pero el accidente arroja muchas lecturas, que derivan en un punto específico: la falta de rigor de las autoridades para ejecutar la ley, situación que deja a la deriva a los usuarios de los cruceros que surcan por las aguas nacionales.

De acuerdo con esta investigación periodística, el Ocean Star Pacific, construido en 1971, ya había sido remodelado tres veces y por su edad no podría navegar en otras partes del mundo, pues los tratados internacionales son muy estrictos en la materia y, en todo caso, si lo hubiera hecho, se habría dirigido a algún cementerio de barcos. A ningún otro lado.

Sergio Ruiz, director general del Centro de Transporte y Logística –firma que ofrece sus servicios a grandes clientes como las ferroviarias Kansas City y Ferromex, así como a la estadounidense FedEx– es categórico: “Por su antigüedad, ese barco en Noruega nunca podría operar”.

Ese país nórdico de Europa es toda una autoridad en cuanto a la regulación marítima. De hecho, es el ejemplo a seguir porque en el centro de su política pública coloca la seguridad de los viajeros.

En este sentido, Sara Gomézortigoza, vocera de MSC Cruceros, apunta que la naviera italiana no operaría un barco con 40 años de vida, ya que sería un riesgo para la compañía y los propios pasajeros.

Bajo ese contexto, El Semanario recurrió a la SCT –como la autoridad encargada de la normatividad del transporte naviero– pero no obtuvo respuesta. Al mismo tiempo, se solicitó una entrevista con el director general de la naviera Ocean Star Cruises, Henry Yaniz, misma que a última hora fue cancelada.

Como sea, los expertos en la materia acusan que este episodio pone al descubierto la opacidad y la displicencia de la autoridad para imponer una sanción, sobre todo por las aparentes fallas del barco en cuestión.

Ismael Mendoza, capitán de Altura, lo dice así: “La vida útil de un barco es de 15 a 20 años, sacando el mejor provecho. Pero en México las autoridades le dieron permiso de navegar (al Ocean Star Pacific)”.

La opinión de los expertos se sustenta en el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en el Mar (SOLAS, por sus siglas en inglés) y en el Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por Buques (MARPOL), impulsados por el brazo de la ONU, la Organización Marítima Internacional (OMI), de la que México es miembro desde 1954.

Como contexto, un ejemplo del rigor que aplican los países europeos a la normatividad marítima internacional fue la confiscación en 2001 del barco Otapan, propiedad de la mexicana Compañía Naviera Minera del Golfo, en Holanda, por violar las normas medioambientales sobre asbesto (producto cancerígeno), después de que Grecia y Malta rechazaron el permiso para atracar en sus puertos.

Asimismo, con base en las conclusiones del IX Congreso Nacional de Medio Ambiente, la edad media de los buques enviados a desguace ha aumentado de 23 años en 1985-90, a 30 en los últimos cinco años. Pero el Ocean Star Pacific tiene 40 años.

Además, esta nave –que tiene una capacidad para alojar 1,000 personas– tuvo seis dueños previos a la firma mexicana y, según reportes especializados, el barco de 195 metros de eslora (largo) y 24 metros de manga (ancho) se ha remodelado tres veces (1980, 1995 y 2006).

Por otro lado, se cuestiona la inversión que se habría realizado para la compra del Ocean Star Cruises. Según las memorias que dan cuenta de su lanzamiento, la empresa propietaria de la nave habría informado que la inversión realizada era de 80 millones de dólares. Pero la empresa inglesa Louis Plc, con oficinas centrales en Grecia, vendió el barco a la compañía mexicana en 23.4 millones de dólares, lo que deja una diferencia de 56.6 millones de dólares. Así, se duda que el resto de la inversión haya servido para darle mantenimiento al barco.

Como haya sido, el Presidente, sin saberlo, dijo que el Ocean Star Cruises generaría más de 700 empleos directos, cerca de 3,000 indirectos, así como una derrama económica de hasta 500 millones de pesos anuales.

Por último, el costo de operación, según los expertos, al igual que un avión con más de 20 años de uso, los barcos requieren mantenimiento constante; incluso, se dice que el costo de su mano de obra es mayor al gasto que se genera por consumo de combustible, lo que hace poco rentable su operación.

Respuesta del Director General de Ocean Star Cruises, Henry Yaniz

Luego de la publicación de la nota titulada “Ocean Star Pacific, chatarra en el mar” en la reciente edición digital de El Semanario, Henry Yaniz, director general del crucero, asegura que éste cuenta con los certificados necesarios para navegar en cualquier parte del mundo.

A continuación la carta íntegra enviada a la redacción de El Semanario:

“Tras haber leído con mucha atención la nota sobre el crucero Ocean Star Pacific, publicada ayer en El Semanario, me permito compartirle con todo respeto los siguientes comentarios.

“El Ocean Star Pacific cuenta con los certificados que avalan que está en condición para navegar en cualquier mar del mundo. En este sentido, el barco cumple con todas las regulaciones internacionales en vigor en materia de seguridad de navegación y protección de la vida humana en el mar (SOLAS 2010), incluyendo el permiso de navegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el certificado de Det Norske Veritas (DNV), una de las sociedades más importantes en clasificación de embarcaciones.

“El Ocean Star Pacific es un crucero diseñado y construido para prestar servicio por muchos años por el astillero finlandés Wärtsilä (hoy STX Europe) y que, a comienzos de 2011, fue objeto de una exhaustiva renovación, desde las áreas destinadas a los pasajeros hasta los aspectos técnicos, mecánicos y de seguridad del barco. Todo con el propósito de darle el mantenimiento necesario y además, prepararlo para su nueva etapa de servicio.

“Si bien tuvimos un incidente fortuito, similar a los que se presentan en barcos de navieras de todo el mundo, seguiremos impulsando un proyecto que, sin duda, contribuye a situar a México como un actor en la industria de cruceros.

De manera respetuosa, considero que el uso de apelativos calificativos en el texto pone en riesgo la credibilidad de una empresa mexicana que invierte en un proyecto generador de empleos y de derrama económica en nuestro país”.

Atentamente,

Henry Yaniz
Director General
Ocean Star Cruises

En resumen

El barco fue presentado con pompa y boato y sufrió un accidente durante su segundo viaje. La empresa hizo un manejo de crisis de “manual” es decir tal como lo sugieren muchos textos sobre comunicación social. Pasado ese primer chubasco ahora hay que estar preparados para la segunda ola y ahí es donde se ve flaquear a la naviera.

Seguramente los próximos días veremos si el siniestro sufrido fue tan leve como dijeron, si el buque sale a navegar rápidamente. Y veremos también si este primer accidente hizo mella en las reservas de los futuros cruceros.

En definitiva el Ocean Star Pacific le dió a su empresa un comienzo con un gran desafío por enfrentar: Recuperar la confianza en un buque de 40 años.

Fuentes: El Semanario/NSS Oaxaca/Noticias de Cruceros


Noticias de Cruceros

Consiga Trabajo Ahora !!!

Vea la opción de excursiones

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Costa: Una experiencia inolvidable Hotel Guerrero - Mar del Plata Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS

Alamo Rent a Car

International Cruise Summit 2019

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *