Un remedio cumple años

Mucha gente experimenta durante o después de un crucero el conocido «mareo». Esto es perfectamente normal y la medicina tiene un remedio muy bueno, que ayer cumplió 68 años.

Mareo

Hasta los más avezados navegantes alguna vez experimentan mareos.

A veces nos da pudor, otras simplemente queremos que todo termine lo más rapidamente posible. Y es que los mareos, ya sean su versión a bordo o los de tierra, son un ingrato momento que puede arruinar cualquier velada.

Sin embargo existen varias curas, desde las caseras (atarse un cordón rojo en la muñeca, tomar mucha agua, comer fruta o mirar un punto en el horizonte) que a veces rozan lo irracional o las más científicas, yendo a ver al médico del barco.

Uno de los medicamentos más conocidos en lo que a mareos respecta, cumplió 68 años ayer.

Corría el 6 de junio de 1944, el día del decisivo del desembarco de Normandía en la Segunda Guerra Mundial, y estaban en juego demasiadas cosas como para dejar morir en la playa a cientos de soldados por un simple mareo. Puede parecer una tontería, pero tras el viaje los soldados pisaban la arena de la playa demasiado aturdidos como para protegerse del fuego enemigo y además apuntar con acierto a las tropas nazis.

La Marina de los EE UU y la Royal Navy buscaron una alternativa a la escopolamina, el único fármaco que combatía el mareo en aquella época, pero que por desgracia también provocaba taquicardia. Uno de los investigadores médicos dio por fin con el remedio: el dimenhidrinato. Los soldados de infantería que llegaron por mar y aire hasta el norte de Francia se libraron por fin de los vómitos durante una operación militar que cambió el rumbo de la Historia.

En la actualidad el Dramamine, Biodramina o muchos nombres más con los que hoy conocemos al dimenhidrinato en el comercio es uno de los remedios que mejor combate (ya sin desembarco mediante) los efectos del «mal de la mar» y que sigue existiendo en parte gracias al boom de los cruceros.

Otra particularidad de esta sexagenaria medicina es que su expendio en los cruceros (siempre y cuando haya tormenta o «mar de fondo» ) es sin cargo; convirtiéndolo en el único medicamento de a bordo que las navieras entregan gratis (claro, debe ser para que uno pueda seguir gastando a gusto en el bar !!!).

Fuentes: ABC / La Verdad / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daily_Travelling_News

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros.