Un verdadero Buque Bus

No nos referimos a la excelente compañía de ferrys Buquebús, sinó al modo de llenar las naves que tienen algunas líneas de cruceros en Europa, haciendo de la experiencia un verdader paseo en «bus».  Esta modalidad se llama «Interporting» y he aquí la opinión de algunos pasajeros.

Cubierta llena de gente

El «interporting» logra llenar barcos, pero a veces generando molestias entre los pasajeros.

Un grupo de cruceristas que embarcaron recientemente en el puerto de Barcelona para realizar un crucero de 4 días han compartido sus experiencias en el Foro de Cruceros y han mostrado su disconformidad y rechazo a una manera de organizar los viajes de ciertas navieras que operan, principalmente, por el Mediterráneo: las que hacen interporting, nombre que se utiliza para definir el embarque y desembarque de pasajeros en varios puertos de un crucero, en lugar de comenzar y acabar todos en el mismo. O como le llaman informalmente o coloquialmente los propios cruceristas: un bus flotante. Y que no se enfaden algunas navieras. La opinión pública está ahí, en la red, y en la mayoría de los casos son opiniones totalmente constructivas, de cruceristas ya experimentados, para nada censurables. El sector y las navieras aludidas deben respetarlas y tomar buena nota sobre estas referencias.

Y deben tomar nota del asunto porque lo preocupante es que muchos de los que opinan esto, son cruceristas con muchas millas realizadas, amantes al mar, navegantes muy curtidos, que se suman también a los que se han iniciado recientemente. Y muchos de estos cruceristas, con más o menos cruceros en su haber, ya están pensando en: o bien dejar de navegar con estos barcos que hacen interporting y pasar a navegar con aquellas compañías que no ofrecen esta modalidad para asegurarse el lleno en sus buques, o bien, cambiar el formato de sus próximas vacaciones, planificando otro tipo de viaje. O lo que es lo mismo: que se aburran definitivamente de los “cruceros”. Sería un desastre y una pena, un perjuicio para el sector.

Comparto algunas frases que hemos venido leyendo a lo largo de estos años en la red:

“Embarcamos y el 4º día nos hicieron el simulacro de emergencia”.

“El segundo día se hizo la cena de despedida del crucero y el quinto, a dos días de terminar el crucero, la gala de bienvenida del capitán”.

“Llegas con ilusión al barco y ves la recepción llena de gente que desembarca. Al día siguiente, salimos del camarote y nos topamos con el pasillo lleno de maletas. Al día siguiente, también. Y al otro… ¡también! ¨Pero… ¿qué pasa aquí?¨ -nos preguntábamos-…”.

“… Y al cabo de cinco días, viene a presentarse nuestra asistente de camarote. La pobre, ya no sabía a quien daba la bienvenida y a quien no con tanto embarque y desembarque en 7 días…”.

Y no me invento nada, insisto, estos y muchos otros comentarios, para mi fiables, se hallan en la red. Y algunos de ellos los corroboro y los confirmo tras varias experiencias similares…

Dicho esto, también entiendo la postura de las compañías, que se ven obligadas a llenar sus barcos, sí o sí, y más con esta crisis que azota al mundo entero. Pero sería bueno que las propias navieras que hacen interporting tuvieran más sensibilidad con estos casos, pues muchos pasajeros se sienten “un simple número” y no debería ser así. ¿Seguro que no existe solución para evitar este desconcierto? Tanto los pasajeros como, incluso, los propios tripulantes, agradecerían una respuesta positiva por parte de estas navieras.

Y en mi valoración de todo esto, que al fin y al cabo es una más (soy uno más de miles de cruceristas que aman este mundo hasta que me lo hagan aburrir), es que procuraré no volver a embarcarme en un buque de crucero que permite el embarque y desembarque masivo de cruceristas en cada uno de los puertos (o en casi todos los puertos) que realiza. Además, el interporting no sólo afecta a la complicidad interna entre sus tripulantes ni a la aceptación y felicidad de una gran parte de los pasajeros, sino que afecta a la gestión de la seguridad, de forma que el simulacro nunca se realiza a la vez y en las primeras 24 horas para la totalidad de los viajeros. Hoy día, con las nuevas normas impuestas por la ECC (Consejo Europeo de Cruceros), espero que este asunto esté más que solucionado. Una vez logrado este importantísimo objetivo, el siguiente es “mimar” más al cliente. Eso pienso yo. Y no me vale que me digan: “son sólo una minoría los que se quejan”. Absurda respuesta política que ya cansa. No creo que sea una minoría. Y menos que sean quejas en lugar de opiniones válidas. Considero que las opiniones de esta minoría, constructiva (e importante), son absolutamente imprescindibles para que algunas navieras tomen cartas en el asunto y busquen soluciones. Por lo contrario, esta minoría acabará siendo una señora minoría. Esto suele ocurrir…

Pero deseo que estas navieras se esfuercen para encontrar el equilibrio y el orden necesario para que nadie “pierda”: ni ellas un buen número de clientes que embarcan a diario en uno de los puertos que ofrecen, ni los pasajeros la “ilusión” para seguir navegando y disfrutando de unas vacaciones en el mar de manera digna y en las mejores condiciones y entorno posible. Pero sólo el tiempo dirá…

Fuente: Crucero10 / Josep Piqué / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daily_Travelling_News

  1 comment for “Un verdadero Buque Bus

  1. Pepe Rocca
    16 octubre, 2012 at 20:35

    Y, si vemos los valores como están cayendo, para que la gente siga viajando, el paso lógico es que corten tramos más pequeños, para seguir llegando a segmentos de mercado que antes no llegaban.
    O sea, si viajás en europa por 130 euros por día con pensión completa y traslados, mucho no se puede pedir.¿ No ?

    PP

Comments are closed.