¿ Vuelven los «transatlánticos» ?

La marcha de la historia no siempre es lineal. Y en el mundo de los grandes buques de pasajeros, al parecer, tampoco es así.

Fila de Transatlánticos en New York - 1963

Muelles atestados de transatlánticos en Nueva York, en 1963

El transatlántico de pasajeros (en inglés Ocean Liner) es, sin duda, la construcción móvil más grande hecha por el hombre, especialmente lo visto en el pico de su desarrollo desde la década de 1930 en adelante.

Eran tan grandes, entonces, como cualquier rascacielos o cualquiera de las estaciones más importantes del mundo del ferrocarril. Pero a diferencia de estas estructuras, estáticas sobre sus cimientos, los transatlánticos de pasajeros, equipados con maquinarias tan grandes como las de cualquier central eléctrica, eran monumentos móviles, sin duda una proeza de ingeniería. Abriendo las olas en cualquier mar, con velocidades de hasta 30 nudos, eran los leviatanes, monarcas de los océanos, y realmente ciudades flotantes.

Estos barcos transportaban carga y millones de pasajeros a cada rincón del mundo – a emigrar, al romance, a destinos exóticos y a la guerra. Muchos de éstos se perdieron por la acción del enemigo y miles de miembros de la tripulación pusieron en juego sus vidas por su país.

En su apogeo hubo una gran rivalidad entre las compañías navieras, especialmente en la ruta transatlántica, ya que los transatlánticos eran símbolos de prestigio nacional y tenían que ser el más rápido y el más lujoso.

Fueron los transatlánticos y sus rutas marítimas que unen Gran Bretaña (y otros países) con los diversos rincones del mundo, los que permitieron a las personas, por primera vez, recorrer largas distancias entre continentes sobre una base regular y confiable. Así, los transatlánticos abrieron el comercio , la comunicación y la migración en todo el mundo y sentaron las bases del mundo globalizado en el que vivimos hoy en día.

Con el advenimiento del Comet y del Boeing 707, quedaron totalmente fuera del transporte de personas (transporte por necesidad) y de esta forma solo quedó mercado para la navegación recreativa, la de vacaciones en cruceros.

Sin embargo según la teoría del acontecer histórico, del filósofo de la historia Giambattista Vico, existe lo llamado corsi e ricorsi, una visión donde la historia no avanza de forma lineal, empujada por el progreso, sino en forma de ciclos que se repiten, es decir, que implican siempre avances y retrocesos.

Según una crónica de ayer, hay planes en marcha para relanzar un servicio regular de pasajeros entre Southampton a Sydney. Un grupo de empresarios británicos con experiencia en la comercialización de cruceros y operaciones de buques, incluidos Nigel Lingard, quien se retirara el año pasado después de un periodo de 23 años junto a Fred Olsen Cruise Lines, están detrás de la empresa denominada Proyecto Orient Ltd.

Su plan consiste en construir dos buques de 100.000 ton. y operar 12 viajes al año entre Southampton a Fremantle (20 noches) y a Sydney (25 noches) con escalas, en Singapur, Bombay, Suez y otras.

El precio global tendrá un costo de £ 2.995 por persona.

«Estamos en busca de inversión de capital de alrededor de £ 200 millones, y el resto (£ 650 millones) estará financiado por deuda, Julian Tudsbery, dijo el director de finanzas del Proyecto Orient. El objetivo es hacer que sea una realidad para el 2016, agregó.

En el sitio web de la compañía, en http://www.sailtoaustralia.com , proclama: «Llegue a Australia por mar – la forma civilizada».

El Jefe ejecutivo, Asif Mashhadi quien ha dirigido una pequeña aerolínea dijo: «La marca volverá a crear el patrimonio de la edad dorada de los viajes «, que evoca el estilo y garbó de una época cuando la vida era menos frenética, el tiempo era abundante y se podía disfrutar en un ambiente de lujo con un servicio excelente. «

Otros nombres relacionados con el proyecto son el director técnico Larry Sylvestre, quien se desempeñó como oficial de P & O y el arquitecto naval Stephen Payne del Queen Mary 2, “tenemos la intención de realilzar los diseños una vez que tengamos los fondos», añadió Tudsbery.

Confirmó también están hablando con otras personas en la industria para unirlos al equipo.

Tony Peisley analista de la industria de cruceros, investigador y autor dijo: «El error más común al comenzar una nueva empresea en la industria de cruceros es tener como objetivo un sector del mercado en el que ya se han establecido muchas compañías, todas ellas con buenos recursos, lo que crea barreras a la entrada difíciles de superar. Por el contrario, el Proyecto Orient ha encontrado una clara brecha en el mercado y ha creado un concepto bien documentado para llenarlo, ya que tiene un atractivo enorme para un grupo fácilmente identificable de consumidores que anhelan un estilo clásico de los viajes que ha desaparecido.»

Fuentes : Seatrade – Insider / Hipanoteca / The Ocean Liner Virtual Museum / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daily_Travelling_News

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

  2 comments for “¿ Vuelven los «transatlánticos» ?

Comments are closed.