La Argentina, cada vez más lejos…

Cartel en el puerto de Ushuaia

Cartel en el puerto de Ushuaia instalado por grupos anti-británicos

El 17 de febrero de 2010 Noticias de Cruceros publicó la nota «Malvinas, cada vez más lejos…» a la luz del Decreto 256/10 publicado en el Boletín Oficial de ese mismo día, donde la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner restringiendo las  en aguas argentinas de “todo buque o artefacto naval que se proponga transitar entre puertos ubicados en el territorio continental argentino y puertos ubicados en las Islas Malvinas Georgias del Sur y Sandwich del Sur” y allí a manera de colorario decíamos:

«Sería lógico pensar entonces que de ratificarse una prohibición de navegación desde cualquier puerto argentino a las Islas Malvinas, se verían muy beneficiados el puerto de Montevideo (República Oriental del Uruguay), quién ya ha demostrado su alta capacidad y mejor calado a la hora de recibir cruceros de pasajeros … y el puerto chileno de Punta Arenas…»

Lamentablemente al parecer nadie tomó muy en cuenta las señales que se estaban comenzando a ver. En éstos últimos días y luego de violentas manifestaciones por parte de grupos armados contra la agencia marítima Shipping Services, quien tiene a su cargo la operación de varias empresas de cruceros que tenían por destino las Islas Malvinas, donde los activistas reclamaron el cumplimiento de la ley Gaucho Rivero que rige en cinco provincias argentinas, y que si bien, busca la prohibición a los buques ingleses ligados al negocio petrolero, se ha visto aplicada a barcos turísticos. De esa manera la realidad comienzó a golpear las poblaciones que se verán afectadas por estas erróneas decisiones.

El blog Crónicas Fueguinas comenta: «Ya son cuatro los cruceros que cancelan las recaladas en Ushuaia» refiriéndose a la desición de la firma P&O quien confirmó que los cruceros Arcadia y Adonia no ingresarán a Ushuaia en la temporada 2012-2013.  A éstos se suman a las embarcaciones Seabourn Sojourn y Veendam que el lunes pasado decidieron recalar en Punta Arenas (Chile). Cabe acotar que la excusa en primera instancia brindada por Holland America Line fueron problemas meteorológicos, sin embargo luego se confirmó que al no contar con garantías de que su pasaje y operación normal fueran respetados decidió levantar la escala.

Según el periódico digital Mercopress, la naviera P&O (perteneciente al grupo Carnival Group & plc) dijo que «en estos últimos meses hemos estado trabajando con el Ministerio de Asuntos Exteriores y nuestros agentes locales para obtener garantías por parte del gobierno argentino de que nuestros buques podrán atracar en los puertos del país. Y si bien hemos podido obtener esta garantía, dados los hechos por parte de grupos «no gubernamentales» el riesgo de que el acceso sea rechazado o retrasado para el buque es un costo demasiado alto «.

Recordemos el atraso que sufriera el Adonia y que reflejamos en la nota «Crucero demorado…» y la subsiguiente prohibición de tocar puerto en Ushuaia al mismo Adonia y al Star Princess reflejado en el artículo «Prohiben a dos buques…«. Ambos hechos que no solo costaron cifras muy elevadas a las navieras, sino también que generaron grandes pérdidas por la falta de turistas a los comerciantes locales, y según comentaba otro medio fueguino «las pérdidas para el sector turismo son millonarias».

Y continuaba el blog Crónicas Fueguinas «Ayer por la mañana, la industria turística de Ushuaia ya se quejaba del impacto que tendrá la medida de acuerdo al comunicado que aclaraba que los cruceros Arcadia y Adonia ya no entrarán a puertos argentinos por lo menos durante todo 2013″, señala la nota.

El presidente de la Cámara de Comercio de Ushuaia, Marcelo Lietti, estimó a principios de semana que unos 20 mil turistas dejarán de venir a Ushuaia tras la decisión de las armadoras de levantar las recaladas en la ciudad de al menos dos de sus cruceros, a raíz de la aplicación de la ley Gaucho Rivero.

 Lietti había anticipado que las empresas evalúan “retirarse de la Argentina” y agregó que a raíz de esta coyuntura la actividad turística “está complicada”.

Un crucero como el Star Princess puede dejar en una escala US$ 150.- por pasajero y US$ 38.- por tripulante, en promedio de gastos personales, eso indica que en 8 horas un barco de éstas características produce una derrama económica de US$ 510.900.- Y si multiplicamos eso por 3 puertos (evitarían los puertos de Buenos Aires, Ushuaia y Puerto Madryn) y por las cantidad de veces que estas naves tocan esos puertos, llegaremos a la friolera de US$ 6.130.000.- de pérdida por cada barco que deje de operar en el país. Este valor no incluye impuestos, derechos de amarre, remolcadores, insumos alimenticios, combustible y mil etcéteras más, sino solo lo que quienes vienen a bordo gastan en comercios y servicios locales.

El titular de Tolkeyen Patagonia Fabio de Souza, antes de conocerse el comunicado de la empresa del grupo Carnival, manifestó la “profunda preocupación” de todo el sector turístico de Ushuaia ante la posibilidad de que “haya un efecto contagio” en la compañías de cruceros. “No tenemos nada que esgrimir con respecto al tema soberanía, lo que pasa es que comenzamos a generar un efecto boomerang, lo conflictivo de todo esto es que no sabemos dónde vamos a terminar”, dijo.

La industria de cruceros, el turismo receptivo, tiene un flanco desatendido: buque que vaya o vuelva de Malvinas no podrá tocar Ushuaia por disposición de grupos activistas que levantan la bandera de la Ley Gaucho Rivero. Aún cuando el Gobierno autorizó cada recalada y otorgó todos los permisos.

En Buenos Aires 38 barcos son los que realizarán la operación de la temporada de verano 2012/2013 (ver listado) de los cuales 15 son de empresas pertenecientes al Grupo Carnival. Tal como dijimos años atrás, el seguir seduciendo a las navieras para que vengan en mayor cantidad debería ser una cuestión de estado, ya que dejan muchas ganancias al país y a su gente. Sin embargo si tomamos en cuenta que el 50% del mercado mundial de cruceros está en manos del Grupo Carnival, veremos cuán importante es no generar este tipo de encontronazos, ya que lo único que provocarán es que la Argentina quede cada día más lejos de los intereses de las empresas de cruceros.

Fuentes: Mercopress / Crónicas Fueguinas / Clarín / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daily_Travelling_News

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

  4 comments for “La Argentina, cada vez más lejos…

  1. Maria
    16 diciembre, 2012 at 11:49

    Me da verguenza ajena!!!

  2. Carlos Alberto Finkel
    16 diciembre, 2012 at 11:25

    ¡Viva la demokracia de los criminales terroristas de los ’70! No contentos con sus 21.700 atentados en pleno gobierno demicrático de los Perón, benefician al Uruguay ahora, como lo hicieron con la ganadería, la agricultura y el turismo. Sus objetivos, cubanizar el país, siguen en curso acelerado.

Comments are closed.