Extreme Make Up con demoras

Carnival Cruise Line y otras compañías, están sufriendo los efectos de tener barcos adolescentes. Es decir, no son tan viejos como para mandarlos al desguazadero en Alang, no son medianos (en tamaño) como para dejárselos a una segunda marca que viene creciendo en ocupación (con barcos entre pequeños y medianos), y no son nuevos, pero son grandes.

En definitiva, un barco de 1996 tiene una capacidad muy parecida a la de muchos barcos del 2013, pero tiene muchos menos “amenities” o zonas de esparcimiento.

Esa fue la historia de lo que pasó con el Carnival Destiny, y de allí la desición de Carnival, de hacerle un reacondicionamiento extremo cuyo costo sería de US$ 150 millones que demandaría un par de meses en el dique seco del Astillero Fincantieri . Este cambio era tan radical que se decidió cambiar el nombre a la nave, renombrándola Carnival Sunshine. A la estancia en astillero para el “make up”, se anexaron 23 días más, para realizar cambios en la seguridad de la nave, en virtud de los aprendizajes obtenidos luego de los fuegos en el Carnival Splendor y Carnival Triumph.

Sin embargo esta última semana, el Carnival Sunshine, ya navegando sus itinerarios todavía presenta algunos problemitas. El principal es que a pesar de haber salido del astillero, aún se encuentran contratistas a bordo, dando los últimos toques. Esto genera cabinas y sectores inutilizables por estar en construcción y cabinas inutilizables por ser el alojamiento de los contratistas (¿ lógico no ?).

Al respecto Vance Gulliksen, portavoz de Carnival, dijo que un “pequeño número” de pasajeros se vieron afectados por estos motivos en el Carnival Sunshine. A éstos se les ofreció un reembolso completo y un vale para un crucero futuro. Los pasajeros fueron seleccionados en el orden inverso de la reserva, dijo Carnival. “Estamos terminando algunos “detrás de escena” y necesitamos algunas cabinas adicionales para los contratistas que quedan”, dijo Gulliksen. 

A los pasajeros del primer crucero de la remozada nave, a principios de mayo, se les ofreció un crédito a bordo de US$ 150 para compensar algunas de las características de la nave que no estaban terminadas todavía, cabinas sin agua, ascensores que no funcionan y las zonas cerradas al público en la cubierta superior, como el muy esperado parque acuático WaterWorks y SportSquare del área recreativa. 

A esto se suma algunas demoras que han tenido en el cronograma de arribos a puerto. En definitiva, si Ud. posee una reserva para este barco, comuníquese urgente con su agente de viajes y chequee que no tenga que compartir su camarote con un tapicero, un pintor o un plomero.

Fuentes: Cruise Critic / Cruise Ship News / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

banner-costa-pie_noviembre-2016

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Seguinos en Facebook

Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros

Artefisico

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags:

  2 comments for “Extreme Make Up con demoras

  1. Pepe Rocca
    17 Junio, 2013 at 10:04

    Seguramente les debitarán del sueldo el impuesto de puertos y el costo de la cabina por demorarse en la entrega ! jajajajajaja.
    Las navieras nunca pierden !

    PP

  2. Giulio
    17 Junio, 2013 at 09:38

    Jaja si muy bueno, hay que ver como rentabilizan todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *