Observación en navegación

En un transatlántico entre Buenos Aires y Savona, los días de navegación pura son varios, sin embargo este tipo de vacación “inclusiva” permite disfrutarlos a todos.

Pasajero en silla de Ruedas

La igualdad de derechos y el placer de un viaje en crucero a pesar de una discapacidad, plantean las dos caras de una realidad (foto archivo)

A bordo del Costa Pacifica.- En un día de navegación los huéspedes tienen múltiples oportunidades de esparcimiento, descanso y entretenimiento. A bordo cada uno encuentra lo que más se adapta a sus gustos y expectativas y los días pasan rápido sin ese obsesivo consultar el reloj que define su vida en las grandes ciudades. En navegación se va perdiendo gradualmente la noción del tiempo, de la fecha y de la hora y todo transcurre sin ruptura de continuidad. Es esa vida relajada, despreocupada, sin obligaciones y con impecable servicio la que hace que un crucero sea -para quien escribe- el mejor tipo de vacación.

Aun así hay veces que uno mira hacia fuera, fija la mirada en el mar o en el horizonte y deja vagar su mente libremente mientras todo fluye a su alrededor. Pero hay otras veces en la que también uno dedica un buen rato en mirar hacia adentro, y descubrir aspectos de la vida en el barco que a primera vista esquivarían su atención.

Fue así que ayer, en plena navegación se nos ocurrió fijarnos en el número importante de compañeros y compañeras de viaje afectados por algún tipo de afección o minusvalía. No siempre se trata de gente de edad, ya que puede tratarse de adolescentes con una pierna fracturada que andan con muletas, o personas que caminan trabajosamente con uno y hasta dos bastones, o bien que usan un andador, una silla de ruedas “manual” o bien una muy tecnológica y motorizada. Las causas pueden ser muchas, desde una simple caída, a un reemplazo de fémur, a la consecuencia de un ACV o de un ictus. Y luego hay también quienes parecen absolutamente normales a simple vista, pero que luego uno descubre que viven en una especie de niebla producida por el Alzheimer. Todas estas personas, como también algunas que detectamos, afectadas por ceguera total o parcial, están a bordo y es evidente que disfrutan a pleno del crucero. Lo interesante es que una elevada proporción no viaja acompañada sino que lo hace por su cuenta. El Costa Pacifica cuenta con numerosos ascensores que conectan puentes y cubiertas tanto en proa, como en la zona llamada “midship” (medio del barco) o en popa. En realidad son muy pocas las “barreras arquitectónicas” de estos barcos modernos y aún quien padece cierto impedimento puede circular prácticamente por todo el barco. Lo que nos llamó mucho la antención fue la actitud amable y solidaria de los tripulantes y muy especialmente de todos los que se desempeñan en las áreas comunes y los restaurantes que son lo que tienen contacto más directo y frecuente con los huéspedes. No hace falta, por ejemplo, que quien se  desplaza por sus propios medios en silla de ruedas pida ayuda para hacerlo. Una y otra vez hemos visto como un miembro de la tripulación deja de hacer lo que estaba haciendo para empujar una silla de ruedas, apartar una silla para hacer lugar en una mesa, llamar un ascensor y mantener abierta la puerta hasta que el huésped haya subido al mismo.

Tuvimos la oportunidad de ver, una y otra vez que no se trata de algo impuesto o forzado: hemos visto un trato amable y solidario, totalmente espontáneo, propio de quienes se sienten “dueños de casa” y desean que sus invitados o huéspedes se encuentren bien y reciban el apoyo que pudieran necesitar. Hemos viajado en distintas navieras, y en casi todas los tripulantes apoyan a quien necesita ayuda… Pero con una diferencia: lo que en algunos barcos parece una responsabilidad más, en los barcos de Costa y en particular en el Pacifica se ve a las claras que es una conducta espontánea que hace sentirse bien a quien presta ayuda y a quien la necesita. Y no se trata sólo de empujar una silla de ruedas: todo va acompañado de una charla, de alguna anécdota, de algún chiste. De una actitud que hace que todos se sientan muy en casa, por más que la casa esté a flote…

Fuente: Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Carnival Cruise Line

banner-costa-pie_noviembre-2016

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News

Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa

Seguinos en Facebook

Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros

Artefisico

Guido Minerbi

Periodista políglota especializado en viajes. Profesor Asociado en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE). Director de Minerbi - Silveira Comunicación Corporativa. 

Tags: