Maceió: fin de Brasil y de América

Continúa el periplo transatlántico a bordo del Costa Pacifica, ya casi dejando el continente americano.

playa Maceio 2.

Una playa en Maceio última escala americana del Costa Pacifica

A bordo del Costa Pacifica.- Una sola noche de navegación nos separaba de Maceió. Habíamos pasado por Rio de Janeiro, y por el Estado de Salvador. Ahora estábamos navegando hacia la última escala en territorio brasileño y en el continente americano, en el Estado de Alagoas. Sin embargo esa noche Costa nos había preparado una inesperada sorpresa en la que entró a jugar otro estado brasileño, el de Pernambuco. Una compañía de ballet folklórico de Pernambuco se había embarcado para presentar su espectáculo memorable en el gran Teatro Stardust, situado en la proa del barco. Allí se presentó dos veces, para dar cabida a quienes cenan en el primer y en el segundo turno, el espectáculo del Ballet Cultural Pernambucano, un grupo realmente excepcional con un show en el cual los espectadores toman contacto con maravillosos ritmos “nordestinos” como el chachado (pronunciado como “shashado”), el maracatú y el frevo. Nada que ver con la bossa nova o con la Garota de Ipanema. Esta es música y danza que surge de las entrañas mismas de este gigantesco y tan colorido país. Un espectáculo insólito donde hay un excelente cantante que aparece entre los números de danza interpretados por cinco bailarines y cuatro bailarinas, cantando y bailando con un contagioso entusiasmo. El técnico a cargo de la iluminación del escenario hace maravillas y el espectáculo se destaca entre los excelentes shows que se ofrecen en navegación, por su fresca espontaneidad. Un detalle: la presentación fue breve porque duró poco más de 30 minutos… Eso no nos sorprendió porque los ritmos son exigentes y muy agotadores. Mientras todos aplaudíamos a rabiar, los bailarines bajaron a la platea para invitar a varios huéspedes hombres y mujeres a subir al escenario y bailar junto con ellos…

Llegamos a Maceió a eso de las 10 de la mañana, y tras una breve espera en un sol ardiente subimos a un ómnibus con aire acondicionado que nos acercó a la primera, magnífica playa punteada por añosas palmeras, a pocas cuadras del centro de la ciudad. Nuestra idea era pasear por el centro y luego ir a disfrutar de la playa. Consultamos a una mujer policía que nos desaconsejó ir al centro: era domingo y la ciudad estaría más que literalmente cerrada. Caminamos unas cuadras en cercanía del mar y finalmente ubicamos un supermercado donde queríamos comprar un adhesivo para una reparación necesaria. Hacía tanto calor que no nos dio gana de seguir haciendo footing y elegimos una palmera que nos resultó atractiva por la sombra que proyectaba y nos instalamos allí con el firme propósito de disfrutar de sendos cocos decapitados de un certero machetazo y sorber el “agua de coco” helada, dulzona y refrescante. Hubiéramos disfrutado de una buena porción de camarones fritos, pero no lo hicimos porque antes de desembarcar nos alertaron desde el puente de mando que las autoridades sanitarias brasileñas habían recomendado no comer mariscos u ostras en la playa por un serio riesgo de intoxicación. Caminamos hasta la orilla entre sombrillas espaciadas y familias enteras disfrutando de un día de sol sin una nube. Todo parecía una postal: palmeras frondosas, arena finísima, limpia y muy amarilla y un mar tranquilo de un insólito color esmeralda. Eso sí: no nos pudimos quitar las sandalias para no quemarnos las plantas de los pies…  Volvimos a la parada del ómnibus gratuito que nos devolvió al puerto, y ya cerrado “nuestro” restaurante, fuimos hasta la cubierta 9, donde nos esperaba una amplia oferta de alternativas culinarias.  A la tarde zarparíamos hacia las Islas Canarias e iniciaríamos el cruce del Océano Atlántico. Brasil y América quedarían definitivamente atrás, y ya no podríamos regresar a Buenos Aires caminando: habría que nadar, ¡y mucho!

Fuente: Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros Carnival Cruise Line banner-costa-pie_noviembre-2016 Port Media - Haga click aquí

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico

Guido Minerbi

Periodista políglota especializado en viajes.
Profesor Asociado en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE).
Director de Minerbi – Silveira Comunicación Corporativa.

 

Tags: