Río de Janeiro y Petrópolis desde el “Silver Muse”

Nuestra estadía de 3 días en Río de Janeiro, a bordo del Silver Muse, nos permitió recorrerla y hacer una interesante excursión a Petrópolis, la ciudad de veraneo del emperador.

Silver_Muse_Rio

El Silver Muse en Río de Janeiro

En navegación en el Silver Muse07:30 hs. El Silver Muse se desliza suavemente por las aguas del mar brasileño, de repente dos fragatas (Fregata magnificens) se cruzan frente a nuestro balcón. La neblina se disipa y comienza a verse la inconfundible fisonomía de la costa carioca.

No importa la cantidad de veces que se repita la experiencia, ingresar a la Bahía de Guanabara en un transatlántico al amanecer, es un momento donde el tiempo se detiene, y no alcanzan las retinas para registrar tanta belleza.

Con el sol aún despertando e iluminando el fuerte de Copacabana, la playa homónima, el Parque do Flamengo, el Aeropuerto Santos Dumont, el apostadero naval y la Iglesia Candelaria. Finalmente, viramos y atracamos en el muelle que está junto a la Praça Mauá, también llamado el Pier Mauá.

Frente a nuestra suite estaba el mural “Todos somos uno”, del artista Eduardo Kobra, oriundo de San Pablo.

El mural mide más de 3.000 m² y refleja los rostros de representantes de las etnias de todos los continentes.

“Este proyecto es un seguimiento de algunos murales que he hecho por todo el mundo y que he llamado “Mirando la Paz”. Son paneles que he hecho con algunas personalidades que son importantes en relación a la paz, como Malala, Martin Luther King y Nelson Mandela.” Afirmó el muralista en una entrevista realizada por la agencia EFE.

De vez en cuando se escuchaba la campana del nuevo tranvía eléctrico, que avanza paralelo al muelle y se interna en la avenida Río Branco para finalizar su recorrido cerca del Aeropuerto Santos Dumont.

La ciudad despierta y nosotros también. Este es el primero de tres días que el Silver Muse estará amarrado en Río, otra de las delicias que tiene un crucero de ultra lujo, el tiempo para conocer mejor las escalas que se tocan.

El sol no se decide si sale o no y resolvemos visitar un museo llamado MAR, distante a solo dos cuadras de la terminal portuaria.

Si bien el sugestivo nombre “MAR” llamaría a pensar que se trata de un museo naval o bien de un museo relacionado con los mares del mundo, no es así, MAR no es palabra sino acrónimo: Museo de Arte do Rio de Janeiro, es decir, un museo de bellas artes dedicado a artistas cariocas y brasileños.

A posteriori de esa visita y aprovechando la cercanía (tan solo 100 metros), visitamos el fabuloso Museu do Amanhá (Museo del Mañana) ubicado en la flamante estructura diseñada por el gran arquitecto catalán Santiago Calatrava, el mismo que diseñó el Puente de la Mujer en Puerto Madero (Buenos Aires) o el Auditorium de Santa Cruz de Tenerife.

Este museo genera un recorrido a través de una muy didáctica e interactiva muestra multilingüe, que permite entender de dónde venimos y hacia dónde estamos yendo, el Planeta y la Humanidad entera.

Dado que el día no mejoraba decidimos quedarnos en el centro, la zona de Cinelandia, para sumergirnos en el Río cotidiano, donde transcurren las vidas de millones de cariocas.

Y esa fue la oportunidad de caminar unas cinco o seis cuadras, para encontrar, en la Rua Gonçalvez Dias 32, la histórica Confeitaría Colombo, que luce hoy exactamente como cuando fue inaugurada más de un siglo atrás.

Colombo

Confitería Colombo, manteniendo su tradición desde 1894

Su arquitectura, decoración original, mesas con tapa de mármol de Carrara, bronces, espejos con gigantescos marcos de antiguo jacarandá la hacen imperdible, así como lo son sus platos típicos y sus exquisitos sándwiches, finísimas masas y tradicionales tortas.

En el primer piso pudimos degustar el Té/Buffet que tiene un costo de R$69,90 x cabeza (o mejor dicho por boca) y realmente los vale. Es lo que los americanos llamarían un “all you can eat”, con los mejores sándwiches, masas finas, masas secas, tortas, frutas e infusiones de todo tipo.

Y si bien es cierto que todos los cruceristas que arriban a Río, bajan de sus barcos muy bien alimentados, siempre hay una buena excusa para probar algo especial en tierra firme.

Petrópolis

El segundo día decidimos tomar una excursión del barco. Conociendo ya las playas, los shoppings y algunos museos de Río, quisimos internarnos en la historia imperial brasileña, yendo a Petrópolis.

Ubicada en las montañas de la Serra dos Órgãos, en el valle de los ríos Quitandinha y Piabanha, a 68 Km. de Río de Janeiro, Petrópolis es un destino popular de vacaciones brasileño.

Además de la belleza de los alrededores, la principal atracción es el palacio de verano de la ex familia imperial brasileña, que actualmente hospeda el Museo Imperial brasileño, especializado en la historia imperial.

Museo Imperial - Petrópolis

La residencia de verano de Pedro II, convertida hoy en Museo Imperial.

La ciudad fue denominada “ciudad de Pedro”, en homenaje al emperador Pedro II, el segundo monarca de la nación e hijo de Pedro I. Fue la residencia de verano del Imperio del Brasil y de los aristócratas en el siglo XIX, y capital oficial del estado de Río de Janeiro entre 1894 y 1902.

Luego de un opíparo almuerzo frente al Palacio Quitandinha, y un breve paso por el Palacio de Cristal, regresamos a Río.

Esta, sin dudas fue una de esas excursiones que uno recordará, por lo fascinante de la arquitectura de Petrópolis y lo disruptivo del estilo alpino, en un país donde uno habitualmente disfruta del sol y la playa.

Un mimo a bordo

El tercer y último día de nuestra estadía en el Silver Muse, lo dedicamos a vivir la nave, disfrutar de los jacuzzi, Lucila se sacó las ganas en el Spa y yo dediqué esos últimos momentos a fumar un puro en el Connoisseur´s Corner.

Selfie

Una última “selfie” antes de dejar el Silver Muse

Luego vino la despedida y el viaje hasta el Aeropuerto Internacional Tom Jobim, para tomarnos un vuelo de Emirates de regreso a Buenos Aires.

Y al llegar, ningún mayordomo nos abrió la puerta de casa, la cama estaba desecha tal como la habíamos dejado y el shampoo de mi baño era del Tío Nacho y no de Bvlgari.

La adaptación fue difícil, pero les puedo decir, queridos lectores, que si bien la realidad diaria de un periodista turístico, claramente, no es el ultra lujo. Creo que al menos esos 8 días, quedarán en nuestra memoria y sin duda valen la pena probarlos.

Después de todo, “los viajes y las experiencias son lo único que uno se llevará de esta vida”, dice el dicho popular, a lo que sumo: “y los buenos momentos compartidos con la familia o amigos”.

Vea más fotos del Silver Muse en nuestro FACEBOOK

Para más datos acerca de Río de Janeiro, Petrópolis, el Silver Muse y todos los cruceros de Silversea, consulte a su agente de viajes, visite la web de Roca Transport System o llame al tel. +54 (11) 4313-5726

Fuentes: Wikipedia / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

banner-costa-pie_noviembre-2016 Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Carnival Cruise Line Port Media - Haga click aquí

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico

Ricardo Marengo

Periodista turístico argentino. Trabajó en las revistas: Weekend, Lugares y Buenos Aires Herald Travel Magazine. También en el suplemento Leisure & Travel del diario Buenos Aires Herald. Como representante de Seatrade Group llevó a cabo la Seatrade South America 2012. Es conductor radial y referente del mundo de los cruceros en su país. Anualmente realiza 4 cruceros o más, desde hace una década, donde no solo realiza notas a bordo, sino que también elabora (a pedido) un informe de estado y servicio para la naviera. En la actualidad está conduciendo micros televisivos ( sobre cruceros ) para la televisión argentina. Es patrón de yate vela/motor e instructor de yachting para niños. Es voluntario de la Fundación Goleta Escuela Santa María de los Buenos Ayres. Fundador de Cruises News Argentina y Noticias de Cruceros. 

Tags: