España & Portugal: Costa Sin Giorgio Costa

Con casi un cuarto de siglo en funciones clave de Costa en la Península Ibérica, Giorgio Costa se va de ella. Seguirá dentro de la industria turística, pero las agencias de viaje de España y Portugal se preguntan cómo se llenará ese hueco en su relación con la naviera.

El micromundo de las agencias de viajes de España y Portugal se conmovió ayer al enterarse de que Giorgio Costa se apartaba de Costa Cruceros tras nada menos que veinticuatro años de carrera dentro de la compañía.

El último cargo que ocupó Giorgio Costa, cuyo apellido coincide con el de la familia propietaria de la naviera pero no pertenece a ella, fue el de Director de Trade Marketing para la Península Ibérica y era el nexo entre la línea y las agencias de viaje locales.

Ahora se aparta de esta función “para afrontar nuevos retos dentro del sector”, según comunicó la Costa Cruceros.

La dirección de la compañía agrega en un comunicado que quiere “agradecer a Giorgio Costa el trabajo realizado durante este tiempo y desearle mucho éxito en sus nuevos proyectos profesionales”.

Costa Cruceros comenzó a operar en 1948, cuando el producto ‘crucero’ y sus usuarios eran muy diferentes a los de la actualidad.

Pero recién en la primera mitad de la década del ’90 la naviera abrió oficinas propias en Madrid y Barcelona.

Giorgio Costa se unió a ella en septiembre de 1993, cuando todavía la sevillana Compañía Ibarra era su único representante de en España.

“Fue cuestión de pocos meses, pero yo realmente vi cómo esta compañía estrenó oficinas en Madrid y en Barcelona unos meses después ?comentó Giorgio a Hosteltur apenas seis meses atrás?. Allí empezamos andadura y fuimos creciendo a nivel de plantilla, de personal, de barcos. Hemos hecho incluso dos mudanzas. Ha sido una evolución muy positiva.”

Con esa trayectoria, Giorgio Costa se ha vuelto casi un archivo viviente de la evolución del sector en la región.

“Nos encontramos con un mercado realmente muy muy estacional: muy pocos españoles decidían realizar un crucero, todo estaba concentrado prácticamente en el mes de agosto y el famoso crucero de Semana Santa, que lo realizaba el Eugenio C, de diez días, con salida y llegada en Barcelona”, recordaba Giorgio en el mismo reportaje, y seguía:

Giorgio-Costa-2

Giorgio Costa

“La cosa ha ido luego cambiando despacito, y al final hemos convencido a las agencias de viaje, que a su vez han hecho un buen trabajo, también de cara a los clientes, para que vieran que es posible viajar fuera de estas fechas. Ahora los números se han multiplicado de manera exponencial y conseguimos un mercado de cruceros muy maduro, que también es capaz de realizar sus viajes fuera de temporada alta.”

Desde entonces la tecnología también ha evolucionado grandemente, y ha influenciado la manera en que el producto satisface al viajero.

“Cuando empecé mi trayectoria en 1993, prácticamente no había barcos con balcones, la única distinción entre camarotes era si eran interiores o exteriores”, recordaba el ejecutivo.

Agregaba: “También, por ejemplo, las bebidas no estaban incluidas y hoy día hay muchas navieras, entre ellas Costa Cruceros, que las incluyen desde el primer día que se realiza la reserva.”

“Y había una gran peculiaridad: los barcos entonces no disponían de dispositivos retráctiles para cerrar la cubierta exterior y, por lo tanto, permitir que se aprovecharan los puentes exteriores también en épocas no veraniegas. Hoy día pueden navegar por el Mediterráneo en los meses de invierno… Pero antes no era posible.”

Los avances en ingeniería naval también le han permitido a las navieras ampliar su oferta de manera casi ilimitada, multiplicar sus itinerarios y, por tanto, también la capacidad de fidelizar clientes que buscan algo distinto cada temporada.

Pero quizá por lo mismo, “no es fácil encontrar empresas en el sector turístico que hayan cumplido setenta años ?remarcaba Giorgio cuando Costa festejó este aniversario en 2017?. Creo que algo bueno ha hecho esta compañía para estar al tanto con un mercado que va evolucionando constantemente, porque lógicamente cambian los hábitos, cambia la tipología de cliente…”

Ahora el cambio lo tiene como protagonista a él mismo. Y el mundillo del turismo ibérico queda pendiente de sus próximos pasos.

 

Fuentes: El Economista / Mallorca Diario / Hosteltur / QTravel / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico