La Romana es Vertiginosa, y Espera Crecer

El tránsito por el complejo aero-portuario de Rep. Dominicana es probablemente el más veloz del mundo, gracias a un ‘puente’ que permite obviar las oficinas de aduana y migraciones. Concebido para satisfacer las demandas de la industria de los cruceros, es sólo un ejemplo de características que le auguran un futuro promisorio en el sector.

La-Romana-2

En los muelles pueden tomar amarra buques de 250 y 350 metros de eslora

Sobre la desembocadura del río del cual toma el nombre, el puerto de La Romana, en la República Dominicana, puede ostentar un récord curioso: los viajeros pueden aterrizar en el aeropuerto y pasar al crucero en apenas 12 minutos.

Los pasajeros que llegan a ese país con el objetivo de embarcar en el crucero de sus sueños pueden evitar las aduanas y las ventanillas de migraciones, aseguran las autoridades portuarias.

A unos ochenta kilómetros y medio de Santo Domingo, la capital del país, el complejo aeropuerto-puerto de La Romana pertenece a la corporación Central Romana y también son operados por ella.

En la temporada 2017/18 los clientes de homeport fueron las navieras las alemanas AIDA, TUI y Marella. Desde allí también parten 34 tours independientes, y el Costa Pacífica realizó llamadas ocasionales.

El negocio parece ser rentable y bastante estable, aunque sus dividendos muestran una relativa baja esta temporada, principalmente debido a que el Zenith de la española Pullmantur pasó sus salidas de los sábados al cercano puerto de Santo Domingo.

Se pronostica que los viajeros que pasen por La Romana serán 395.232 en total, con 138 llamadas esta temporada, mientras que la anterior registró un total de 462.880 en 160 llamadas.

La infraestructura es reciente: el aeropuerto se completó en 2000, y los dos muelles para cruceros se inauguraron en 2002.

Sobre la margen Este del río puede tomar amarra un buque de hasta 350 metros de eslora y 45 de manga. Mientras que enfrente, del lado Oeste, hay espacio para otro, un poco más ‘pequeño’, de 250 metros y 30 metro de manga.

Además, dos espejos de agua cercanos permiten fondear a otras tantas naves: uno en las cercanías de la isla Santa Catalina, y el otro justo frente al resort de golf Casa de Campo.

Esta infraestructura, y la fluidez con la que permite resolver el tránsito de los cruceristas, permite augurar buenos tiempos futuros para el complejo de La Romana, que de alguna manera aspira a convertirse en un verdadero portal para el Caribe.

El propio director comercial de la corporación, Andrés Fernández, señaló que el puerto busca ahora crecer significativamente, hasta alcanzar la demanda esperada con más barcos, y de mayor tamaño.

 

Fuentes: Dominicana Travel Info / PicSSR / Cruise Industry News / Noticias de Cruceros

 

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico