‘Navigator of the Seas’ y ‘Celebrity Constellation’ en problemas

Dos cruceros protagonizaron sendos accidentes se registraron ayer y hoy en el océano Atlántico y el Mediterráneo, sin mayores consecuencias ni heridos, aunque generando nerviosismo y descontento entre los huéspedes.

Navigator of the Seas Celebrity Constelation R2

El Celebrity Constellation y el Costa Mágica, azotados por el mal tiempo en La Spezia.

El mal tiempo deparó al Navigator of the Seas de Royal Caribbean y al Celebrity Constellation duras jornadas del domingo y este lunes.

Aunque sin daños personales de ningún tipo, los problemas ocasionados, en principio, por las duras condiciones meteorológicas en Europa, fueron serios.

El primero tuvo una importante vía de agua en el casco, lo que lo obligó a entrar de emergencia a las 8.15 AM de ayer al puerto de Vigo.

El segundo cortó sus amarras en La Spezia (Italia), poco después de al mediodía de ayer, y embistió al Costa Magica, que se encontraba cerca, en medio de una tormenta con fuertes vientos, aunque sin mayores consecuencias.

Y si bien ocurrieron a miles de kilómetros de distancia y separados por varias horas entre sí, ambos incidentes alcanzaron para generar cierto nerviosismo en el sector.

Rumbo a Canarias, Pero en Vigo

¿Qué reacción se puede esperar entre los huéspedes de un crucero cuando a altas horas de la madrugada de pronto ven a los tripulantes correr en todas direcciones con los chalecos salvavidas puestos?

El pánico se extendió a bordo del Navigator of the Seas en la madrugada del domingo último ante esa escena y después de que se oyó lo que los huéspedes describieron como “un fuerte estallido” alrededor de las 3.00 AM, en pleno océano Atlántico.

“Uno de los estabilizadores del buque se quebró, hizo un agujero en el casco, y fue necesario cerrar toda el área porque el agua se estaba filtrando a lo loco”, relató un tripulante.

Minutos antes, el puente de mando había emitido un ‘Código Bravo’, la señal que se utiliza a bordo de los cruceros en caso de emergencia para no alarmar directamente a los pasajeros.

“El capitán había lanzado el código por la noche, cuando el bar de la tripulación estaba lleno, y de repente todos comenzaron a correr”, siguió el tripulante.

Afortunadamente, los sistemas de seguridad funcionaron, los protocolos se desenvolvieron adecuadamente, y la situación quedó controlada con rapidez, no hubo heridos ni daños mayores en el resto del buque.

La Frustración del Navigator of the Seas

Navigator of the Seas 2

El Navigator of the Seas en Vigo, España.

Con alrededor de cinco mil personas a bordo, entre pasajeros y tripulación, el megacrucero de 311 m. de eslora se construyó en 2002, es uno de los más grandes del mundo, el cuarto crucero de clase Voyager de Royal Caribbean.

Había zarpado de Southampton (Reino Unido) el pasado viernes 26 de octubre), para un crucero de diez noches a las Islas Canarias. Pero tras el incidente se vio obligado a entrar a Vigo, el puerto más cercano, al noroeste de España.

“Teníamos una noche con mar agitado, y en las primeras horas de la madrugada escuchamos el estallido,” relató el huésped Paul Edwards.

“Nos dijeron que el barco había tenido una falla técnica menor en los estabilizadores y que debíamos entrar al puerto de Vigo por veinticuatro horas para que lo arreglaran –siguió–. Sin embargo, se trataba de un gran problema y estábamos a cientos de millas de la costa, en un barco al que estaba entrando agua…”

“Pero lo que realmente me enfada es que están tratando de mantenerlo en silencio. ¡Silencio!”, señaló el pasajero al periódico inglés Express.

Descontento a Bordo

Tras tocar sus destinos en Canarias, el Navigator of the Seas debía llegar a Vigo recién el 3 de noviembre. Ésa sería su última escala antes de regresar al Reino Unido.

Pero el crucero nunca llegó a las islas y todavía se encuentra en el puerto español, mientras sus huéspedes hacen oír su descontento por la compensación que les ofreció el Capitán: Un 25% de descuento en todos los consumos que hagan a bordo, más otro 25% de descuento en la tarifa de futuros cruceros de Royal Caribbean.

Incluso algunos han expresado su temor a que se les cobren los días adicionales que pueda requerir el regreso al reino Unido.

Tronaba la pasajera ‘Tina’ en Twitter: “Actualmente a bordo del Navigator of the Seas, podemos apreciar claramente los ‘problemas técnicos’, pero este ‘cambio de itinerario’ es una verdadera broma. Creo que se trata de un mayor ingreso de dinero para Royal Caribbean: ¡¡¿¿Más días en el mar y un 25% de crédito a bordo?!!”

Y como si fuera poco, agregó Paul Edwards: “Se siente como estar en prisión: no se puede hacer nada, no se puede ir a ninguna parte…”

En un comunicado, Royal Caribbean dijo que “el Navigator of the Seas está haciendo reparaciones para resolver un problema técnico. El barco está en pleno funcionamiento y no se ha afectado su maniobrabilidad ni la seguridad de nuestros huéspedes y tripulación. Sin embargo, debido al tiempo que requiere la reparación, fue necesario modificar su itinerario.”

Se agregaba: “Pasará la noche del domingo 28 de octubre en Vigo, España. Luego navegará a Gran Canaria el miércoles 31 de octubre y a Tenerife, Islas Canarias, el jueves 1º de noviembre.”

Concluía el comunicado: “El barco regresará a Southampton, Inglaterra, el lunes 5 de noviembre, según lo programado.”

Choque en La Spezia

El mal tiempo continuaba  en Europa, y volvía a generar problemas con cruceros al mediodía de ayer en el puerto de La Spezia (Italia), donde el Celebrity Constellation, de Celebrity Cruises, rompió sus amarras y chocó contra el Costa Magica.

Las naves sólo sufrieron daños leves, pero no se registraron heridos, y los remolcadores locales lograron finalmente poner el buque de 90.940 gt bajo control, para devolverlo al muelle alrededor de las 17 UTC, antes de que se produjeran daños mayores.

Los remolcadores locales también debieron salir al rescate del carguero Mario CTM, que se encontraba en reparaciones y cortó sus amarras debido al fuerte viento y el intenso oleaje.

Felizmente, también lo devolvieron al muelle sin consecuencias para el mismo buque u otros, ni tampoco las construcciones portuarias.

El Celebrity Constellation cae a popa hasta tocar al Costa Magica, que se encuentra amarrado.

El Celebrity Constellation intenta mover su popa llevando los bow trhusters (hélices transversales que se encuentran en proa) a máxima potencia para evitar el choque con la escollera y la baliza en su extremo.

Fuentes: La Voz de Galicia / Maritime Bulletin / Andrés Taraborrelli / Express / Noticias de Cruceros

 

‘Navigator of the Seas’ y ‘Celebrity Constellation’ en problemas
5 (100%) 4 votos

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico