Río Rendezvous: Un crucero novedoso

Desde New Orleans a Río de Janeiro en 19 días: el itinerario que cubre un apreciado colaborador de NdC despliega su primera etapa entre los encantos de New Orleans y las expectativas de Grand Cayman.

“Insumió casi siete horas de navegación llegar a la desembocadura del río en el Golfo de México. Allí pusimos proa a la primera escala en el Caribe, el puerto de Georgetown, en la isla Grand Cayman.”

“Insumió casi siete horas de navegación llegar a la desembocadura del río en el Golfo de México. Allí pusimos proa a la primera escala en el Caribe, el puerto de George Town, en la isla Grand Cayman.”

Al terminar el año, la naviera de superlujo más premiada del mundo, Crystal Cruises, nos invitó a participar en un crucero novedoso e insólito para nosotros.

Salimos de Buenos Aires en avión el 31 de diciembre, apenas una hora antes de que 2018 se jubilara y abriera las puertas a 2019. Celebramos el año nuevo a unos doce mil metros de altura y, en vez de sidra o champagne y pan dulce, nos tuvimos que contentar con un poco de turbulencia.

Así y todo, llegamos bien a Miami, desde donde seguimos viaje hacia New Orleans, cuyo aeropuerto cuenta con un nombre inolvidable para los amantes del jazz, ya que honra a un ciudadano ilustre: nada más ni nada menos que el gran Louis Armstrong, ‘Satchmo’ para sus amigos, famoso intérprete de ‘When the Saints…’

Ese nombre es algo así como si el aeropuerto de Ezeiza, en lugar de recordar a un ministro, honrara el recuerdo de Carlos Gardel, así como el de Camet, en Mar del Plata, recuerda a otro gran músico, Astor Piazzolla…

Los Encantos de NOLA

Permanecimos en esa atractiva, alegre y musical ciudad que sufriera seria devastación del huracán Katrina, disfrutando a pleno, recorriéndola a bordo de sus históricos tranvías, y gozando del sabor francés de su barrio más tradicional, el Vieux Carré.

En otra oportunidad describiremos todo lo que hay que hacer, ver y escuchar en esta ciudad en la que reina el mejor jazz dixieland.

New Orleans se extiende entre un gran lago, el Pontchartrain, y uno de los mayores ríos del mundo, el Mississippi.

NOLA (New Orleans Louisiana) se está convirtiendo en escala favorita de los mejores cruceros. Tanto es así, que a último momento nos enteramos de que no zarparíamos de la terminal de cruceros, sino de un muelle más alejado del centro.

Si bien Crystal había reservado su lugar aproximadamente dos años atrás, a último momento resultó que la terminal estaba ‘overbooked’, y se vio obligada a amarrar el Symphony en otro muelle.

Sin embargo esto no incomodó a los cruceristas, porque se levantó una gran carpa con todas las comodidades, y el embarque procedió con eficiente fluidez a partir del mediodía del sábado 5 de enero.

La nave permaneció en puerto esa noche y zarpó a las siete de la mañana del Día de Reyes.

Del Mississippi al Caribe

El puerto de New Orleans tiene una similitud con el de Buenos Aires, al ser ambos puertos fluviales.

Insumió casi siete horas de navegación llegar a la desembocadura del río en el Golfo de México. Allí pusimos proa a la primera escala en el Caribe, el puerto de George Town, en la isla Grand Cayman.

Así como la visita a New Orleans despertó nuestra faceta jazzística, navegar por el majestuoso Mississippi, que forma un amplio delta, que allí se conoce como The Bayous, nos recordó las lecturas de nuestra infancia y primera adolescencia. Es precisamente ése el río por el cual bajó la balsa de los jóvenes personajes de Mark Twain, Tom Sawyer y Huckleberry Finn.

Durante el resto del día y todo el siguiente, el Symphony navegó por el Golfo de México y comenzó a internarse en el Caribe. Una vez más nos volvieron a la mente nuestras lecturas juveniles: en cualquier momento podría aparecer en la bruma el esbelto e imbatible navío Folgore, del heroico y temible Corsario Negro, creado por la imaginativa pluma de Emilio Salgari.

El Crucero Novedoso y sus Destinos

Comenzaba así un crucero en el cual haremos escala, tras Gran Cayman, en Willemstad, Curaçao y St. George’s, capital de Grenada.

El itinerario incluye una escala verdaderamente insólita en una isla de la Guyana Francesa, la Isla del Diablo, donde por años funcionó un leprosario y, luego, una colonia penal temida por sus condiciones de extremo rigor y crueldad.

El más célebre recluso político fue allí el capitán Alfred Dreyfus. Y, más recientemente, Henri Charrière, quien describió su fuga envuelto en una bolsa rellena de cocos usados como flotadores, en un libro que logró un éxito internacional: ‘Papillon’.

Ya en aguas sudamericanas, el Symphony enfilará hacia Recife y Salvador de Bahía, para concluir el crucero tras 19 días en el Pier Mauá, la terminal de la Cidade Maravilhosa, Rio de Janeiro.

Para más información los cruceros de Crystal Cruises, consulte  a su agente de viajes , o a Reise Destination llamando al +54(11) 5254-9097.

Fuentes: Noticias de Cruceros

 

Río Rendezvous: Un crucero novedoso
5 (100%) 3 voto[s]

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Crystal Palace Hotel Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS Quiena - Invierta en las compañías de cruceros

Alamo Rent a Car

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros Artefisico