‘Viking Sigyn’: Capitán arrestado y juicio a la naviera

Las consecuencias del choque entre el crucero fluvial y una pequeña embarcación de excursiones en el Danubio y en plena Budapest son hasta el momento de siete muertos y 21 desaparecidos.

Viking Sigyn 2

A bordo del Mermaid viajaban 30 turistas surcoreanos, entre los cuales se contaba al menos un niño, tres guías también surcoreanos y dos tripulantes húngaros. La policía informó que las siete víctimas fatales no llevaban puestos los chalecos salvavidas. Habitantes de Budapest arrojaron flores en el lugar del hecho y depositaron ofrendas en las puertas de la embajada coreana.

Tras el luctuoso incidente en el que una lancha turística resultó embestida por el Viking Sigyn alrededor de las 9 PM del miércoles, el capitán del crucero fluvial, el ucraniano C. Yuriy, quedó arrestado.

Además, la agencia de turismo coreana que organizaba tour que contrató a la nave siniestrada, The Very Good Tour, anunció que demandará a Viking Cruises.

Todo ello, cuando aún quedan 21 personas desaparecidas (19 surcoreanos y 2 húngaros), se confirma la muerte de 7, y otros tantos náufragos se recuperan de la con hipotermia después de la colisión en el río Danubio, bajo un puente Margit, cercano al edificio del Parlamento en Budapest (Hungría).

Seis de los siete sobrevivientes fueron dados de alta al día siguiente.

A bordo del Viking Sigyn, un crucero fluvial de 135m de eslora y 95 cabinas que la propia naviera describe como ‘un hotel flotante’, en cambio, no se registraron víctimas, heridos, ni daños de importancia en la nave.

En cambio, el Mermaid (lancha de excursiones local de 27m de eslora y dos cubiertas) se hundió apenas segundos después del encontronazo, según testigos a bordo de ambas embarcaciones.

Acusaciones & Responsabilidades

En la misma noche del miércoles, los rescatistas húngaros que asistieron al lugar declaraban a la prensa pocas horas después que había pocas posibilidades de encontrar sobrevivientes: el Mermaid había dado una vuelta campana y hundido casi de inmediato, con 33 turistas, guías surcoreanos y dos tripulantes húngaros a bordo.

“No diría que no hay esperanza (de encontrar sobrevivientes), sino más bien que existe una posibilidad mínima, no sólo por la temperatura del agua, sino también por las fuertes corrientes en el río, la densa niebla sobre el agua y la indumentaria que llevaban las personas desaparecidas”, señalaba Pal Gyorfi, vocero del servicio nacional de rescates húngaro.

Al día siguiente, según la agencia de noticias Reuters, las autoridades locales informaron que se había abierto una investigación criminal para determinar las causas del accidente.

Veinticuatro horas después la policía detenía C. Yuriy, el capitán del Viking Sigyn, la embarcación mayor, aun cuando todavía no está claro si su tripulación prestó ayuda o no tras el la colisión.

Las primeras evidencias señalarían algún tipo de responsabilidad personal de Yuriy, de 64 años de edad y nativo de Odessa (Ucrania), por lo que quedó “bajo custodia bajo el cargo de conducta imprudente que causó víctimas masivas”, según la misma agencia de noticias.

Sin embargo, The Very Good Tour dijo que la decisión de seguir adelante con la excursión que habían contratado, pese al mal tiempo reinante, fue tomada por sus representantes, en acuerdo con los pasajeros.

“Otras embarcaciones turísticas también estaban navegando, y decidimos seguir adelante después de que los pasajeros manifestaran que estaban de acuerdo” –declaró Lee Sang-moo, un ejecutivo de la agencia, a Associated Press–. Nuestra compañía acepta humildemente que toda la responsabilidad es nuestra.”

Testimonios

El casco hundido del Mermaid se localizó rápidamente sobre el lecho del río, a unos cientos de metros de su amarra habitual, y de inmediato se dispuso una grúa y un equipo de buzos para intentar reflotarlo.

Sin embargo, hasta ahora el alto nivel del agua, las fuertes corrientes y la mala visibilidad obligaron a posponer una y otra vez los esfuerzos.

Una cámara de seguridad de la policía local que había captado el incidente mostró cómo el Viking Sigyn, que navegaba a mayor velocidad, alcanzaba al Mermaid por popa para embestirlo por la aleta de babor (izquierda).

El rescatista Pal Gyorfi describía las imágenes de esta manera: “Parece que por alguna razón, el Mermaid se pone en el camino del Sigyn, que lo embiste y lo empuja. Después, en no más de siete segundos, el Mermaid se hunde”.

Por su parte, Clay Findley, un turista estadounidense a bordo del Viking Sigyn relató a la BBC: “Todo sucedió muy rápidamente. Al principio pensé que lo íbamos a perder, pero nuestra proa golpeó la parte trasera de ese pequeño bote… y segundos después su casco apareció en el lado opuesto de nuestro barco. Luego, simplemente, se había hundido.”

De inmediato acudieron todos los servicios de rescate de Budapest, los que desplegaron botes, buzos, reflectores y radares, para rastrear el río desde el lugar hasta varios kilómetros río abajo.

Sin embargo, una poderosa corriente a 10 km/h, la marea creciente, la temperatura del agua (12º C), y un fondo plagado de escombros dificultaron considerablemente las tareas, que se prolongaron toda la noche, las jornadas siguientes, y continúan aún hoy.

La Situación del Viking Sigyn

Mientras tanto, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, ofreció condolencias al gobierno de Corea del Sur. Y el presidente de este país, Moon Jae-in, adelantó que sus autoridades trabajarán con las húngaras para investigar las causas del accidente. “Lo más importante es avanzar con velocidad”, dijo Moon en Seúl.

Paralelamente, familiares de los turistas coreanos partían rumbo a Budapest. Algunos compartieron el vuelo con equipos de rescate de su país y la Ministro de Relaciones Exteriores, Kang Kyung-wha.

“Respondiendo a la solicitud de nuestras embajadas, autoridades de los países situados corriente abajo del Danubio, en particular Serbia, Croacia y Rumanía, llevan a cabo operaciones de búsqueda en las que participan varias decenas de rescatistas y buques de patrulla”, informó el gobierno surcoreano en un comunicado.

Por su parte, Panorama Deck, la empresa propietaria del Mermaid, de construcción soviética, botado en 1949 y remodelado en los 80s, informó que la embarcación recibió mantenimiento reglamentario y regular desde que se incorporó a su flota en 2003.

  • “Estamos movilizando todos los recursos a nuestro alcance para proteger vidas humanas”, declaró un vocero de Panorama Deck a los medios de prensa.
  • “No hubo heridos entre los huéspedes del Viking Sigyn ni en su tripulación –comunicó a su vez la naviera con sede en Suiza–. Estamos cooperando con las autoridades en todo lo que sea necesario.”
Fuentes: Reuters / Newsweek / China Morning Post / EPA-EFE / Sputnik News / Noticias de Cruceros

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Costa: Una experiencia inolvidable Hotel Guerrero - Mar del Plata Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS

Alamo Rent a Car

International Cruise Summit 2019

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros