El culebrón de Hijos de J. Barreras y The Ritz Carlton YC

El astillero de Vigo tiene más órdenes de construcción que nunca, pero retrasó más de siete meses la entrega del primer crucero, y les pide € 50 millones adicionales.

Culebrón - Ritz Carlton YC - 2

Amarrado a un muelle de Vigo, el primero de los cruceros de la lujosa naviera que quiere lanzar la legendaria cadena de hoteles podría enfrentar un futuro incierto.

Aún no ha comenzado a operar, y The Ritz Carlton Yacht Collection ya protagoniza un intrincado culebrón con el astillero gallego que le construye sus dos primeros cruceros.

El conflicto comenzó a perfilarse cuando Hijos de J. Barreras le comunicó a la naviera estadounidense, a la que controla el grupo inversionista Oaktree Capital Management, que retrasaría la entrega de la primera nave en alrededor de un mes, de noviembre de 2019 al 5 de diciembre del mismo año.

Pero no quedaría ahí: el pasado martes 13 –día fatídico para los supersticiosos si los hay– el astillero de Vigo le comunicaba al CEO de la naviera, Douglas Prothero, que en realidad, le entregaría el primer barco recién el 5 de mayo de 2020.

Y como si eso fuera poco, que lo haría con un sobrecosto de € 50 millones, con lo cual el presupuesto original de €240 millones de pronto pasaba a ser de € 290 millones.

Culebrón-Douglas-Prothero

Douglas Prothero

Culebrón Cara a Cara

La bomba estalló, como es obvio, en las oficinas de The Ritz Carlton YC en Miami (USA) y La Valeta (Malta), y Prothero junto a su equipo de colaboradores más cercanos, viajó de inmediato a Vigo, para mantener una tensa reunión con los directivos del astillero.

Entre los que, según el diario local La Voz de Galicia, no se contaba el Presidente de la empresa, José García Costas.

Siempre según el diario español, ante el incumplimiento del contrato, el astillero éste resultaría penalizado en € 25 millones de euros.

Esto a la vez da pie para especular que los ‘sobrecostos’ que reclama Barreras, serían en realidad una carta jugada de antemano ante la renegociación que se ha abierto.

El Socio en Crisis

Lo cierto es que la situación del astillero gallego es delicada. Por un lado, debido a la cesación de pagos de otra naviera, la noruega Havila Shipping, para la que se construían otros dos barcos, que ahora se encuentran paralizados.

Por otro lado está la crisis financiera por la que atraviesa su principal accionista, la petrolera mexicana Pemex, poseedora del 51% del paquete accionario.

Pemex incluso tendría planes de desprenderse de esta participación, por lo que en Vigo no tienen demasiadas esperanzas de que acuda en auxilio del astillero. Aunque esto se definiría recién en la junta general de accionistas, convocada para la última semana de septiembre.

Una Paradoja Para el Final

La crítica situación, finalmente también ha puesto en estado de alerta a los proveedores y contratistas Hijos de J. Barreras, a los que ya se les están discontinuando los pagos.

Por el otro lado, fuentes que La Voz de Galicia atribuye al interior del astillero, señalan que las condiciones económicas han cambiado desde que se puso la quilla del primero de los barcos de The Ritz Carlton YC, el 11 de enero de 2018. Sin embargo, reconocen que la naviera estadounidense cumplió con todos sus pagos y no tiene deudas con ellos.

Y es así como, finalmente, muchos señalan lo paradojal de la situación cuando, precisamente, la cartera de pedidos de Hijos de J. Barreras atraviesa el mejor momento de su historia y el propio José García Cotas la valoró en € 900 millones.

Fuentes: La Voz de Galicia / Noticias de Cruceros

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Costa: Una experiencia inolvidable Hotel Guerrero - Mar del Plata Noticias de Cruceros viaja con BUQUEBUS

Alamo Rent a Car

International Cruise Summit 2019

Daily_Travelling_News Minerbi & Silveira Comunicación Corporativa Seguinos en Facebook Cruise Crew Only - Solo para tripulantes de Cruceros