Los nuevos preferidos del turismo embarcado

Destinos como el mar Báltico, pequeñas localidades costeras en Irlanda, Seychelles o los románticos viñedos del Duero muestran el mayor crecimiento en el mundo de los cruceros.

Preferidos del Turismo Embarcado - Oporto

El Mar Báltico, pequeñas localidades en Irlanda, Oporto y el Duero, o las Seychelles, son los nuevos preferidos del turismo embarcado.

Aunque la industria de los cruceros sigue incrementándose a pasos agigantados, una mirada más cercana a las cifras que suelen publicarse sobre cada cambio de año (Ver Más) permite apreciar que una nueva generación de preferidos del turismo embarcado se está gestando.

En efecto, son destinos más nuevos o menos tradicionales, los que muestran los mayores índices de crecimiento y se encaminan a convertirse en las joyas más buscadas por los expertos que diseñan los itinerarios.

Es cierto que los puertos del Caribe siguen siendo los más populares. Sin embargo, un puñado de destinos, regiones o países parecen estar yendo en camino a convertirse en las nuevas estrellas de las próximas temporadas.

Y es que, al mismo tiempo que algunos clásicos como las Bahamas se van recuperando de los estragos climáticos que debieron soportar recientemente, otros clásicos como Venecia o Barcelona lidian con una oleada de turismofobia, y en las últimas semanas el coronavirus parece estar licuando las expectativas puestas en los mercados de Extremo Oriente, sus reemplazantes vienen fortaleciéndose sin descanso.

El Mar Báltico, por ejemplo, tuvo su récord histórico de cruceristas en 2019, las opciones de gran lujo como las Seychelles se han vuelto un imán irresistibles para los millennials, el ‘turismo de ADN’ coloca en el foco a Irlanda, y los románticos cruceros por el Duero, en Portugal, se están volviendo el must-do-it de Europa.

Optimismo en el Báltico

Las escarpadas costas y las frías aguas de la península escandinava que encierra por el norte al Báltico vieron cómo durante 2019 la curva de crecimiento de sus visitantes y recaladas seguía creciendo.

La edición 2020 del Cruise Baltic Market Review indica que 5.909.784 personas visitaron esos destinos durante el año, lo cual marca un aumento del 9,1 % respecto a 2018, y del 16,9 % por sobre 2017. Además:

  • Durante las temporadas altas de enero a mayo y de septiembre a diciembre, estos índices se incrementaron en un 10,5%.
  • De 2018 a 2019 las pernoctaciones en puertos de la región pasaron de 730 a 777.
  • Los puertos más pequeños son los que muestran el mayor crecimiento, con una tasa del 37,8%.
  • Sin embargo, para la industria de los cruceros Copenhague (Dinamarca) sigue siendo el más importante de la región. En 2019 recibió 940.000 pasajeros, lo que implica un aumento del 8,2% por sobre el año anterior.
  • Los puertos que le siguen en importancia por número de visitantes arribados son Kiel (Alemania), San Petersburgo (Rusia), Estocolmo (Suecia) y Tallin (Estonia).
  • Cruise Baltic, cámara que agrupa a los 30 puertos que operan con cruceros en la región, espera que este año el número de turistas embarcados aumente en más de 450.000, con lo cual se estaría llegando a un total de casi 6,4 millones.
  • Lo anterior implicaría un incremento del 7,7% en cantidad de viajeros, y del 8,4% en las recaladas.
  • Estos datos fortalecen el optimismo de todos los sectores relacionados con la actividad en la región, donde la industria de cruceros respalda más de 12.500 empleos.

Kinsale en Foco

Los Estados Unidos son el principal proveedor mundial de huéspedes para la industria de los cruceros y, con una gran población descendiente de colonos e inmigrantes, no es extraño que en tiempos del boom de lo que se conoce como ‘turismo del ADN’, los viajeros de ese país estén impulsando también el interés por visitar las ciudades portuarias del West Cork (Irlanda).

La histórica localidad pesquera de Kinsale, al sur e ese condado, fue una de las primeras en capitalizar el fenómeno, tras convertirse en el destino principal del barco que la francesa Ponant envió el año pasado, con tal éxito que este año replicará el itinerario en cuatro oportunidades.

La especialista del ultralujo Seabourn también está planeando cruceros hacia la región.

Las atracciones del destino incluyen un sendero de unos siete kilómetros a lo largo de los acantilados del cabo Old Head of Kinsale, frente al cual un submarino alemán hundió al Lusitania, en 1915.

También fascinan a los visitantes un castillo amurallado en forma de estrella que construyó por Carlos II, a lo cual se suman todas las leyendas que rodean al lugar. Por ejemplo, se dice que la legendaria pirata del s. XVIII Anne Bonny se había criado en Kinsale…

Duero: Otro de los Preferidos del Turismo Embarcado

Algo más al sur, Lisboa también ha sido desde siempre un gran atractivo para los cruceros. Sin embargo, últimamente la atención de los cruceros se está desplazando hacia otra ciudad portuguesa: Oporto.

Más tranquila y famosa por sus vinos fortificados, es también punto de embarque para un tipo de vacaciones cada vez más codiciado en Europa: los cruceros por el río Duero.

A lo largo del valle por el que corre el río se aprecia el legado de dos mil años de tradición vitivinícola: laderas cubiertas de viñedos y fincas históricas, que se alternan con paradas para degustaciones y que culminan al cruzar la frontera hacia la ciudad medieval de Salamanca, en el noroeste de España.

Son ya varios los que ofrecen estas rutas, pero en la próxima primavera europea se sumarán dos más:

  • Con capacidad para recibir a sólo cien huéspedes, el SS São Gabriel de Uniworld ofrecerá conocer la ruta alojándose en suites con servicio de mayordomo, decoración y cocina de origen local.
  • Otra alternativa nueva en el Duero será el MS Andorinha de Tauck River Cruises, con capacidad para hasta 84 huéspedes una piscina infinita, cenas al aire libre y reposeras balinesas en la terraza.
Fuentes: El Nuevo Día / The Maritime Executive / La Voz de Galicia / Noticias de Cruceros

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments