Pandemia: Los tripulantes se vuelven huéspedes

Los barcos que no operan por estos días y mantienen a sus tripulaciones a bordo y éstos, por decisión de las compañías, disfrutan de cabinas, restaurants y espacios usualmente reservados a los huéspedes.

En el Celebrity Edge se sortearon suites entre la tripulación, y los que no resultaron favorecidos se ‘mudaron’ a cabinas con balcón.

En el Celebrity Edge se sortearon suites entre la tripulación, y los que no resultaron favorecidos se ‘mudaron’ a cabinas con balcón.

Con la mayor parte de las navieras sin navegar, por lo menos hasta finales de abril o aún más allá, con los barcos diseminados por puertos y fondeaderos de todo el mundo, y una pandemia que obliga a todos a permanecer donde los haya sorprendido, la pregunta es inevitable:

¿Qué es lo que está ocurriendo ahora a bordo de todos esos cruceros?

Según el último informe anual de la Asoc. Int. de Líneas de Cruceros (CLIA), se esperaba que para este mismo año unos 32 millones de personas viajaran en cruceros de todo el mundo.

También, que la flota de las compañías a esa cámara llegara a totalizar en este año unos 278 barcos en operación: 19 más que en 2019.

A estos datos, parte de los que CLIA dio a conocer en su último informe anual, en diciembre último, se suma que en 2018 a industria de los cruceros mantenía 1.177.000 puestos de trabajo en todo el mundo.

Lo anterior implicaba para ese año US$ 50.240 millones en salarios, y una actividad económica generada por el total de US$ 150.000 millones.

Ahora, a consecuencia de los estragos ocasionados por el coronavirus, la agencia Bloomberg informó que sólo en los últimos dos meses, las tres compañías de cruceros más grandes del mundo perdieron más del 50% de su valor de mercado, lo cual equivale a más de US$ 42.000 millones.

Las cifras son contundentes y estremecedoras. Pero los barcos y sus tripulantes aún están allí. Y las navieras, por supuesto, también. ¿Qué hacen con ellos hasta que la amenaza sanitaria mundial se extinga?

Las compañías han adoptado distintas políticas e implementado diversas soluciones. 

Más Allá de la Pandemia, a Bordo

Royal Caribbean Int. fue una de las primeras. Cuando unas semanas atrás se vio obligada a suspender sus operaciones en Asia, llevó los barcos que tenían base en China a Australia, para embarcar en cruceros gratuitos a los bomberos y socorristas que habían combatido los incendios forestales en ese país.

Más recientemente, Saga Cruises, MSC Cruceros y algunas de las marcas de Carnival Corp. ofrecieron su naves para que comunidades de todo el mundo las use como hospitales flotantes. (Ver Más)

Otras, en cambio, se enfocaron en su gente e hicieron que los tripulantes se sintieran como verdaderos huéspedes. Por ejemplo:

Otras, en cambio, se enfocaron en su gente e hicieron que los tripulantes se sintieran como verdaderos huéspedes. Por ejemplo:

  • Celebrity Cruises: El comedor de la tripulación  Celebrity Silhouette se transladó al Oceanview Cafe, en la Cubierta 14, mientras que la cubierta de la piscina principal se habilitó como zona de recreación. Al mismo tiempo, la capitana del Celebrity Edge, Kate McCue, dispuso que todos sus tripulantes se ‘mudaran’ a cabinas con balcón. Aunque algunos tuvieron mejor suerte y salieron favorecidos en el sorteo de las suites…
  • Silversea: La naviera monegasca decidió brindar a sus trabajadores la oportunidad de disfrutar de los espacios generalmente reservados a los huéspedes mientras dure el cese de operaciones.
  • Royal Caribbean Int: En ese caso, además de sentirse huéspedes, algunos tripulantes encontraron la oportunidad de convertirse en estrellas. Es el caso de Chris Wong, uno de los anfitriones del casino a bordo del Oasis of the Seas, quien en los videos que cada día sube a YouTube muestra cómo es la vida a bordo en esta temporada tan singular: 

Pandemia - Jason Ikiadis

Jason Ikiadis

Luces, Médicos & Sirenas

  • Marella Cruises: Tras desembarcar a sus últimos huéspedes en Montego Bay (Jamaica), el capitán del Marella Discovery 2, Jason Ikiadis, dispuso que el barco volviera a zarpar para ‘dibujar en el mar’ la icónica sonrisa del logo de TUI Cruises (naviera ‘madre’ de la marca británica Marella) con casi 30 kms. de ancho y algo más de 22 kms. de altura. “Queríamos hacer algo que hiciera sonreír tanto a nuestros clientes como a nuestros tripulantes, a la manera de agradecimiento por habernos apoyado en estos tiempos inéditos –explicó Ikiadis–. Nos mantendremos preparados y esperando zarpar pronto con nuestros nuevos huéspedes a bordo.”
  • Holland America Line: La naviera de grupo Carnival también concentró los cinco barcos que tenía en la región en la isla Grand Bahama, donde cada día a las 7.30 PM en punto, hacen sonar sus sirenas como expresión de solidaridad y “para que el mundo sepa que somos fuertes y saludables, y que estamos pensando en todos”, comunicó la naviera a través de las redes sociales.
    Pandemia - TUI Smile

    El logo de TUI Cruises, reproducido por la ruta del Marella Discovery 2.

  • P&O Cruises: Otra marca de Carnival Corp. que enciende a uno  de sus barcos. En este caso, el Azura, frente a Barbados, para transmitir un mensaje: ‘We’ll Meet Again’ (Nos Volveremos a Ver)’.
  • MSC Cruceros: La naviera ítalo-suiza también está convirtiendo a una de sus naves, el MSC Splendida, en un hospital de campaña. Y lo mismo que los barcos del grupo Carnival, cada noche las bandas del MSC Grandiosa se iluminan con una leyenda en Italiano: ‘Andra Tutto Bene’ (Todo Estará Bien).
  • Saga Cruises: La naviera británica también ofreció sus dos barcos —Saga Sapphire y Spirit of Discovery— para instalar centros médicos en los que se atiendan a los afectados por el COVID-19.
Fuentes: US News & World Report / Cruise Critic / Popular Cruising / Nation News / Noticias de Cruceros

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments