Los útimos tres cruceros con huéspedes llegaron a puerto

Daban la vuelta al mundo cuando estalló la pandemia, pero finalmente desembarcaron sus últimos pasajeros en Génova, Marsella, Barcelona y Los Ángeles.

Tres Cruceros - MSC Magnifica

Con la totalidad de pasajeros desembarcados, la industria de cruceros se concentra ahora en la repatriación de tripulantes. Por lo tanto, es posible que en los próximos días varios cruceros zarpen nuevamente en viajes prolongados, con muchos de los miembros de sus staffs como pasajeros de vuelta a sus casas, gozando de licencias laborales y un futuro incierto por delante.

Cuarenta y dos días después de que prácticamente la totalidad de la industria de cruceros suspendiera voluntariamente sus operaciones marítimas globales, los últimos tres cruceros con pasajeros a bordo llegaron en la semana última a sus puertos de destino para desembarcarlos. 

La pandemia los había sorprendido a poco de comenzar los clásicos cruceros de vuelta al mundo que suelen planificar las navieras cada año.

Los tres también habían comenzado sus periplos en enero. Y un par de meses después, cuando también coincidentemente navegaban por el Pacífico Sur o el Índico, los alcanzaría la propagación del virus en proporciones pandémicas.

Entonces se les cerraron puertos y los itinerarios planificados se hicieron trizas.

El último en cerrar el azaroso viaje fue el Costa Deliziosa, que ayer entró a Génova (Italia). El lunes había hecho lo propio el MSC Magnifica al atracar en Marsella (Francia), y antes había cerrado su periplo el Pacific Princess, en Los Ángeles (USA).

MSC Magnifica

Tomó amarras en Marsella (Francia) este lunes 20, aún con 1760 huéspedes a bordo. Había zarpado el 4 de enero desde Civitavecchia (Roma, Italia), pasó por Buenos Aires el viernes 25 de ese mismo mes y pernoctó en la ciudad para zarpar al día siguiente. (Ver Más)

El itinerario se había planeado para extenderse por 116 noches, pero se canceló al arribar a Australia, a mediados de marzo. (Ver Más)

Entonces algunos de sus huéspedes decidieron tomar vuelos de regreso a Europa. Pero la mayor parte prefirió quedarse a bordo para completar la vuelta al mundo.

Debieron enfrentar protestas populares en Fremantle, desatadas por rumores de que el virus se había propagado a bordo. Después, se le negó la entrada a los puertos de Sri Lanka y Dubai.

Sólo pudo realizar escalas técnicas en Colombo (Sri Lanka) y en otros lugares, hasta poder finalmente cruzar el Canal de Suez para llegar a Marsella este 20 de abril.

Costa Deliziosa

Mientras tanto, el crucero de la naviera genovesa seguía una ruta similar, y enfrentaba vicisitudes ídem.

Había salido de Venecia el 5 de enero, y necesitaría 34 días de navegación desde Australia, atravesando el Canal de Suez y haciendo únicamente paradas técnicas para reaprovisionarse y cargar combustible, con unos 1800 huéspedes a bordo.

También los puertos de Omán y las Seychelles se negaron a recibirlo. Y así, hasta que pudo entrar a Barcelona para desembarcar a los viajeros españoles y después seguir a Génova, adonde arribó exactamente ayer, con el pasaje restante.

Pacific Princess

Había salido de Fort Lauderdale (Estados Unidos), también el 5 de enero, y la pandemia lo sorprendió en el Océano Índico.

Sin embargo, en este caso Princess Cruises decidió tomar el rumbo contrario y desandar buena parte de lo andado.

Así, el Pacific Princess puso rumbo a Australia. Arribó a Fremantle el 21 de marzo y allí desembarcó con éxito a la mayor parte de sus huéspedes.

Pero 115 quedaron a bordo por no cumplir con los estándares de aptitud física para viajar en avión o presentar condiciones médicas no relacionadas con el COVID-19 que les impedían realizar vuelos de larga distancia.

Así que el crucero volvió a hacerse a la mar para cruzar el Pacífico, con una escala técnica en Honolulu donde desembarcó a los residentes en Hawaii, antes de llegar a Los Ángeles para desembarcar a los pasajeros restantes.

Otros Tres Cruceros

Estos fueron los últimos, pero una semana antes otros tantos barcos también habían completado sus itinerarios de largo aliento.

La pandemia sorprendió al Queen Mary 2 de Cunard, el Arcadia de P&O Cruises, y el Columbus, de Cruise & Maritime Voyages (CMV) también en las cercanías de Australia y el Océano Índico.

Y los tres, tras cancelar sus planes, entraron de regreso a Tilbury (Londres) y Southampton (Reino Unido) durante las Pascuas.

Finalmente, el pasado sábado 18 de abril el Artania, que opera Phoenix Reisen, partió de Fremantle tras cumplir una cuarentena de tres semanas con huéspedes y tripulantes infectados con COVID-19 a bordo.

La mayor parte de ellos desembarcó en esa ciudad de Australia, aunque algunas fuentes informan que algunos pasajeros permanecen a bordo, junto con una tripulación reducida.

Según reportes, se dirige primero a Indonesia y después a Filipinas, como escalas técnicas en su viaje de regreso a Alemania.

Fuentes: Princess Cruises / The Maritime Executive / MSC Cruises / Noticias de Cruceros

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daily_Travelling_News