Botadura en Croacia: El ‘Ultramarine’ ya está en el agua

Es el segundo de tres cruceros de clase polar que se construye en el astillero más grande del país balcánico, y se espera que entre en servicio hacia fin de año.

Ultramarine - Botadura - 3

El Ultramarine es el tercer crucero polar que se construye en Brodosplit y se cuenta entre los más de 25 cruceros de expedición de lujo que se espera entren en servicio durante los próximos cuatro años. En 2019, el mismo astillero entregó a Oceanwide Expeditions otro crucero de clase polar, el Hondius. Y también a fines del año pasado comenzó a construir un gemelo, que entraría en servicio para 2021.

La pandemia global no detuvo los trabajos en el astillero Brodosplit, el más grande de Croacia, y así fue como el Ultramarine tuvo su tradicional ceremonia de botadura este 16 de mayo.

Ese día, las aguas de la bahía Supaval recibieron al expedicionario de clase Polar que Quark Expeditions ordenó construir, con un presupuesto total de € 106 millones.

Ultramarine - Andrew White

Andrew White

“El momento en que se encuentra por primera vez con el agua es un hito importante para cualquier barco –señaló Andrew White, Presidente de la naviera–. El sonido del casco de Ultramarine entrando al agua… significa que estamos un paso más cerca de explorar las regiones polares”.

“Y, por supuesto, hoy no celebramos la llegada de cualquier barco, sino la de uno construido específicamente para la exploración polar –agregó White–. Éste será una base operativa inigualable para conocer esos lugares de formas que nunca se creyeron posibles.”

Con Andrea Mutak, quien preside una ONG local que cuida a niños con discapacidades físicas y cognitivas, como madrina, la ceremonia tuvo también un particular significado de reconocimiento a los trabajadores que continuaron con la construcción durante la pandemia.

Ultramarine - Malcolm Ellis

Malcolm Ellis

Ultramarine: Equipamiento & Desafíos

“La botadura de un barco siempre es una operación compleja, y de alguna manera incontrolada desde que se pone en marcha hasta que, una vez en el agua, el barco tiende amarras con los remolcadores que lo esperan”, explicaba Malcolm Ellis, Vicepresidente Senior de Operaciones en Quark Expeditions.

Agregaba: “Un minuto, o dos: ése es el tiempo crucial desde la liberación de las trabas hasta que casco se detiene en el agua…”

“El potencial de daños en ese corto lapso es mayor que en cualquier otro momento durante los muchos años de servicio que le esperan.”

Concluía Ellis: “No es posible hacer ningún ensayo previo, y el estrés que puede sufrir un barco durante su primera botadura es probablemente el más alto que experimentará en su vida útil.»

Con 128m de eslora, 21,5m de manga y  140 tripulantes, el Ultramarine podrá recibir hasta 199 huéspedes, a los que ofrecerá una amplia gama de espacios, equipamientos y servicios:

  • Dos helicópteros bimotores. 
  • Veinte semirrígidos para el desembarco rápido.
  • Dos mud-rooms con casilleros para que cada huésped guarde y seque sus equipos de expedición entre una y otra excursión.
  • Equipos para la práctica de heli-esquí, heli-hiking y kayak alpino, 
  • Amplias plataformas exteriores para la observación de vida silvestre. 
  • Fitness center con spa, sauna y gimnasio con ventanales de piso a techo.
  • Panorama Lounge.
  • Dos restaurantes.
  • Wine-bar.
  • Sala de conferencias.
  • Suites de estilo nórdico.Sistemas sustentables de avanzada.
  • Espacios interiores diseñados para que los huéspedes se mantengan permanentemente conectados a los paisajes polares exteriores. 

Para más información acerca de Quark Expeditions, consulte con su agente de viajes.

Fuentes: Quark Expeditions / The Maritime Executive / Marine Scene Asia / Total Croatia News / Noticias de Cruceros

 

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments