Los CDC buscan comentarios públicos sobre operaciones de cruceros en tiempos de COVID-19

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos solicitaron información formalmente sobre cómo operarán de manera segura las líneas de cruceros en la era COVID-19.

Encuesta de los CDC

Encuesta de los CDC

La idea es que los datos puedan utilizarse para informar futuras orientaciones de salud pública y medidas preventivas relacionadas con los viajes a bordo de cruceros.

Es un gran paso porque asoman señales de una apertura para la industria de cruceros, cuya relación con los CDC, hasta ahora, se había centrado en la seguridad de la tripulación a bordo de los barcos durante el período en el que estuvieron sin navegación. También demuestra la cantidad de líneas específicas que se deberán brindar y abordar para que cualquier persona u organización interesada haga sus comentarios.

¿Quiénes pueden comentar?

La solicitud de información de los CDC, publicada en el Registro Federal, es un proceso público, debido a que las presentaciones serán parte del registro público. Todos los comentarios de importancia se publicarán sin modificaciones en www.regulations.gov .

¿Hasta cuándo puedo comentar?

Hasta el 21 de septiembre de 2020 se aceptarán comentarios por escrito.

¿Con qué tipo de preguntas me puedo encontrar?

La solicitud de información de los CDC está compuesta por 28 preguntas con una gran cantidad de subtítulos. Se espera un informe detallado, cubriendo todos los aspectos de las operaciones y políticas. Las preguntas con las que te podés encontrar son: «¿Deberían limitarse las duraciones de los cruceros? ¿Debería haber un límite de ocupación del camarote? ¿Deberían las personas a las que se les negó el embarque recibir reembolsos? ¿En qué medida y por cuánto tiempo debe reducirse la capacidad de pasajeros? ¿Las cabinas de la tripulación deberían ser de uso individual con baño privado?»

“Entusiasmo” por parte de CLIA

La Asociación Internacional de Líneas de Crucero está entusiasmada por esta apertura y espera comprometerse con los CDC “a través de esto y de una variedad de medios para lograr nuestros objetivos y compromisos compartidos con la salud pública”.

CLIA agregó que está activamente comprometido con los miembros de las líneas oceánicas en sus esfuerzos para encaminar la salud pública y utilizará la investigación y los resultados de estos acuerdos para informar una política COVID-19 para toda la industria que aborde las necesidades de los CDC y otras autoridades de la salud pública en torno al mundo.

La petición de los CDC empieza con preguntas generales y luego se vuelve más específica

Si de planificación e infraestructura hablamos, la agencia hizo un primer planteo: “Teniendo en cuenta los desafíos de eliminar al COVID-19 a bordo de los cruceros (mientras opera con tripulación reducida,  durante el período de la extensión de la orden de no navegar del 15 de abril) ¿qué métodos, estrategias y prácticas deberían los operadores implementar para evitar la transmisión cuando se opere con pasajeros?”

“¿Cómo deberían los operadores reforzar sus programas internos de salud pública con expertos en salud pública e invertir en una infraestructura sólida de salud pública para garantizar el cumplimiento de las medidas para detectar, prevenir y controlar la propagación de COVID-19?”

“¿Cómo deben garantizar los operadores que los programas internos de salud pública están involucrados en todos los niveles de los procesos de toma de decisiones relacionados con las operaciones de pasajeros y tripulación, bienestar de la tripulación y salud mental, salud ocupacional, seguridad alimentaria, seguridad del agua potable y recreativa, prevención de brotes y respuesta de gestión y enfermedad?”

El segundo planteo tiene que ver con los testeos de COVID-19: “¿Cuál es la viabilidad de realizar pruebas de diagnóstico COVID-19 utilizando pruebas de laboratorio autorizadas o aprobadas por la FDA a bordo de un crucero? ¿Cuál debería ser la capacidad médica para manejar un brote o un caso grave de COVID-19 a bordo del barco?”

“¿Qué arreglos previos deben hacerse para garantizar que todas las comunidades portuarias de los Estados Unidos acepten un barco de regreso después de un brote?”

“¿Qué planes deben tener los operadores para las instalaciones de cuarentena en tierra en caso de un brote, sin exponer al público y sin depender de recursos federales, estatales o locales?”

“Debido a los obstáculos con los viajes comerciales hasta el momento, ¿qué arreglos previos deben hacer los operadores con las aerolíneas para aceptar tripulaciones y pasajeros de barcos no afectados por COVID-19?”

“¿Cómo deben abordar los operadores las restricciones específicas de viaje por país que surgen a medida que aumenta COVID-19 en ciertas áreas, como el cierre de fronteras que impiden que los pasajeros y la tripulación se repatrien? ¿Cierre de puertos? ¿Embarque de pasajeros procedentes de países con alto nivel de COVID-19 ?”

Otras preguntas invitan a dar información o sugerencias sobre las medidas que los operadores de cruceros podrían llevar a cabo para reducir la transmisión del virus a bordo.

En resumen, la agencia quiere saber cuál es la forma en que los pasajeros y la tripulación pueden llegar a tierra sin poner en riesgo a las comunidades de recepción, si las excursiones en tierra deberían ser limitadas y cómo operarían de manera segura.

¿Hay preguntas de tipo monetario?

Sí, los CDC también buscan información sobre lo que sucedería si los casos de COVID-19 se identifican a bordo o después del desembarco. Las preguntas pueden ser: “Debido a los costos económicos asociados con el crucero, algunos huéspedes de cruceros pueden ser reacios a cancelar los planes de viaje si se enferman o están expuestos al COVID-19 o pueden tratar de ocultar los síntomas de la enfermedad. ¿Deberían los operadores de cruceros reembolsar o brindar incentivos a los pasajeros que: A)Se les niega el abordaje debido a síntomas de enfermedad tipo COVID, infección confirmada o exposición conocida; B) Se les niega el abordaje debido a que provienen de áreas geográficas de alta incidencia; C) Solicitan cancelación de último minuto debido a preocupaciones de COVID-19?”

“Debido a los costos asociados con la búsqueda de atención médica a bordo y la probabilidad de que los pasajeros enfermos estén aislados y sus compañeros de viaje en cuarentena por el resto de su viaje, ¿cómo deberían los operadores de cruceros alentar a las personas a notificar al centro médico cuando experimenten síntomas de COVID-19?”

¿Hay preguntas sobre responsabilidad legal?

Sí, tales como: “¿Debería exigirse a los operadores de cruceros que designen a un funcionario responsable de la compañía que acepte la responsabilidad legal por no implementar medidas para proteger la salud pública?”.

Se puede acceder al aviso del Registro Federal aquí .

Fuentes: Seatrade Cruise News / Noticias de Cruceros

Deja tu opinión

comentarios

Powered by Facebook Comments

Daily_Travelling_News